El 13 de enero del 2012 es recordado como el día en que una mala decisión provocó un incidente lamentable. Durante su viaje hacia la isla italiana de Giglio, el capitán Francesco Schettino, quien estaba al mando dentro del crucero Costa Concordia, intentó realizar una maniobra sumamente arriesgada y como consecuencia, la nave chocó contra unas rocas, dejando como resultado un saldo de 32 personas muertas y dos desaparecidas.

A la fecha existen investigadores tratando de encontrar las causas del siniestro, que por cierto, se conserva en el mismo que hace cinco años. Pero lo interesante de todo hora podemos echar un vistazo a su interior gracias al increíble trabajo de un fotógrafo.

Crucero Costa Concordia

Foto de Getty Iamges

Por ahí del 2014, Jonathan Danki Kielowski decidió colarse en el interior del barco para documentar su estado antes de que la restauración hiciera lo suyo. Las fotografías fueron compiladas e insertadas en un libro al que bautizó Concordia, pero también podemos observar parte de su proyecto gracias al video que dejaremos a continuación.

Nos parece increíble imaginar que hace un tiempo, estas ruinas pertenecieron a un crucero tan lujoso y extravagante.

En caso de que quieran conocer más acerca del trabajo de Kielowski, los invitamos a que chequen su sitio oficial y miren las fotos disponibles en su galería. Ahí también conocerán la información que necesitan si desean adquirir el libro para ver el contenido completo.