El cumpleaños es quizá uno de los días más importantes de cada persona y cobra más importancia cuando somos niños, pues esperamos con ilusión que todos los que más queremos estén junto a nosotros para celebrar con dulces y piñata, pero sin duda uno de los momentos más esperados es cuando llega el pastel, que se presta para que uno que otro gandalla nos aviente y terminemos embarrados, pero lo que estos hdspm le hicieron a este niño de verdad que no lo entendemos.

En redes sociales se volvió viral el video donde un pequeño estaba frente a su pastel escuchando como todos le cantaban las mañanitas, justo al terminar la última frase de la conocida canción y como si se tratara de una zona de guerra, los invitados –que se ven mucho más grandes que el niño– se fueron encima de él y le aventaron huevos al niño directamente a la cabeza.

Como si esto no fuera suficiente para arruinarle su fiesta, estas mismas personas empezaron a agarrar el pastel con las manos y al igual que los huevos comenzaron a aventárselo al cumpleañero mientras él intentaba agarrar una rebanada. Evidentemente el pequeño no tuvo ni una sola oportunidad para defenderse de todas estas agresiones, lo único que hizo fue agachar la cabeza y esperar a que toda esa pesadilla acabara mientras sus invitados lo golpeaban, le gritaban, se reían y burlaban de él.

Al final y con toda la frustración del mundo, el niño terminó llorando desconsolado después de terminar embarrado de pastel y con la cabeza llena de huevo.  Si no nos creen, chequen a continuación el video, aunque debemos decirles que tiene imágenes sensibles.

El video de este niño lo compartió Saverio Vivas, un activista de los Derechos de Refugiados en Colombia, quién abrió un enorme debate en redes sociales preguntando si esto es maltrato infantil o sentido del humor, aunque afortunadamente la gran mayoría de los usuarios se ha inclinado por decir que este tipo de acciones no deben causarle gracia a nadie.

Hasta el momento no se sabe en donde sucedió este lamentable momento, pero todos esperan que los responsables reciban un enorme castigo por maltratar de esa manera al pequeño cumpleañero. Ahora sí estamos de acuerdo con la primera dama cuando decía que “con los niños no”.