Debemos admitir que si hay unos personajes que nos han robado la atención en las últimas semanas, esos han sido los youtubers. Y es que estas personas que se dedican a hacer contenido audiovisual de lo que sea -en serio, de lo que sea- nos han sorprendido por subir al internet cosas tan equis como hacer berrinche por perder la cuenta de Instagram, hasta besar a sus propias hermanas con tal de conseguir un par de visitas o subscriptores.

Siendo sinceros, luego de ver el video del youtuber que se agasaja con su hermana creímos que ya lo habíamos presenciado todo y que difícilmente encontraríamos en YouTube algo que nos sorprendiera de la misma forma. Sin embargo, nos topamos con la novedad de que en dicha plataforma, existe una persona que se dedica a eso de la youtubeada y lo hace desde la cárcel, en donde relata sus vivencias y hasta da tips a las personas de cómo es la vida en prisión (porque uno nunca sabe, verdad). WTF?!

No es broma. Se trata de un canal llamado “Jemk un preso en la vida real” el cual tiene más de 400 mil subscriptores y en donde un sujeto sube videos sobre cualquier cosa que tenga que ver con su vida en la cárcel o cómo sobrevivir a ella. Por ejemplo, sabemos que uno de los mitos -o eso dicen- más grande en torno a la vida en prisión es el de que se te caiga el jabón cuando te estés bañando, pero no te apures porque gracias a este crack, ya sabrás qué hacer en una situación de ese tipo.

Poniéndonos un poco serios, a través de la supuesta página de Facebook de este youtuber llamado “Jem-k”, dice que su intención no sólo es dar consejos para sobrevivir a la cárcel, también es que las mentes más jóvenes se den cuenta de que la vida no es un juego, y sean conscientes de lo que les puede pasar si siguen el mal camino.

Digo a nadie le molesta la idea de ser famoso, aunque debemos de admitir que el contenido de Jem-K es uno que no nos imaginábamos encontrar por ahí, pero bien dicen que hay para todos los gustos, y así como tenemos los tutoriales de Yuya para aprender a maquillarse, tenemos los de este personajazo que nos enseña cómo hacer un delicioso tamal de doritos o que nos relata la manera en la que casi ha matado a varias personas. Ah, ok.

No cabe duda de que sí hay talento, nomás’ hace falta apoyarlo. La única pregunta acá es, ¿cómo es que este sujeto puede grabar sus videos y subirlos a internet?