Hace un par de semanas el jefe de Instagram, Adam Mosseri, anunció una serie de cambios que tendrá la plataforma en los próximos meses (como que van a ocultar los likes de las publicaciones a las personas), los cuales tendrán la finalidad de que la comunidad de esta red social se enfoque en subir contenido de calidad y también, se reduzca el bullying cibernético que algunos usuarios practican en Instagram, ya sea comentando a manera de broma o no o con cualquier acción hiriente.

La noticia fue tomada por muchos como una mala jugada, sobre todo por los influencers quienes tienen algunos de sus negocios basados en las herramientas que Instagram aún nos da. Sin embargo, quizá los cambios que hay en la plataforma no sean tan malos después de todo, al menos en el rubro del acoso cibernético, que lo queramos aceptar o no, es más tóxico de lo que uno llega a creer y si no entonces lean la historia de una chica que se suicidó luego de crear una encuesta en Instagram para decidir si quitarse la vida o no. 

Según el portal The Guardian, esto ocurrió en la ciudad de Sarawak en Malasia. Ahí, una joven de 16 años subió a su cuenta de Instagram una encuesta en la que pidió a sus seguidores la ayudaran a elegir si vivir o morir. El 69% de las personas que participaron lo hicieron por la opción del suicidio, algo que la chica se tomó demasiado en serio, ya que murió desangrada en su habitación debido a varias cortadas que se hizo en el cuerpo con un objeto punzocortante.

Este hecho ha despertado un debate en dicho país sobre lo nocivas que pueden ser las redes sociales en la actualidad y también el panorama de la salud mental que se tiene ahí. Por otro lado, la muerte de esta joven podría llegar a la corte, ya que el abogado de la familia está buscando que los usuarios que votaron por que se quitara la vida, para que enfrenten cargos por incitar al suicidio a la chica.