El pasado sábado 5 de julio, la televisión mexicana hizo una gran fiesta por los primeros mil episodios de La Rosa de Guadalupe (¡¿CUÁNTOS?!), un programa dedicado especialmente a los chiavos inquietos que por más que nos cueste creerlo, está próximo a cumplir 10 años al aire.

Durante tanto tiempo, nadie se ha preocupado por mejorar sus pésimas actuaciones y exageradas dramatizaciones, con algunos problemas que le ocurren a la juventud moderna, siempre actualizando sus temas para subirse a tantos trenes como les es posible. Además de regalarnos algunas frases como “está del uno” y el romanticismo de “¿quieres ser mi chava?”, este programa comenzó como algo bastante “serio” y más tarde se convirtió en una burla en redes sociales con tantas ocurrencias de las que no sabemos si reír o llorar.

Con tantos episodios es difícil elegir entre tantos fails que nos han regalado en 9 años de transmisión, es por eso que aquí les tenemos un pequeño top de ellos, para unirnos a esta celebración que mantendrá a tu mamá con el Jesús en la boca.

¿Pokémon GO? No gracias, prefiero el… ¡MONSTERBALL GO!

En más de una ocasión los guionistas de La Rosa de Guadalupe han tenido que cambiar el nombre de Youtube, Facebook y otras marcas, con tal de ahorrarse una buena demanda bajar (aún más) el presupuesto del show. Por eso en 2016 decidieron crear su propia versión de Pokémon GO, llamada Monsterball GO, con las mismas funciones que el juego de Pikachu y sus amigos que todos jugaron durante un mes (¿se acuerdan?). La única diferencia es que con tanto drama, un señor pensó que sería buena idea utilizar a estos “monstruitos” para robar celulares… y secuestrar niños.

¡QUÉ OSO!

 

¿Tomar vodka por los ojos?

Los chavos que “se ponen locos” inventaron una práctica con la que “se siente cañón” cuando bebes por los ojos. Su nombre es Eyeballing y consiste en echarse unos shots de vodka a través de los ojos. Fue muy popular por ahí del 2010, y claro que esta oportunidad no pudo pasar desapercibida, para mostrarnos cómo todos los chicos cool del mundo lo practicaban, y los protagonistas del episodio no podían quedarse atrás. Pero nunca pensaron que esto los haría quedarse ciegos… y gracias a un “milagro” estos malandros terminaron haciendo videos de ayuda a todos los eyebaleros.

Mi virginidad por un boleto de Justin Bieber

Cuando la fiebre por Justin Bieber comenzaba hace más de 8 años, una niña intentó vender su virginidad por un boleto para su primer concierto en la Ciudad de México, y adivinaron, Televisa no la pensó dos veces al momento de recrear la historia. Definitivamente el giro dramático y oscuro no pudo faltar, así que la chica que obtuvo su entrada a cambio de su virginidad resultó estafada por un chamaquillo que le dio un boleto falso, pues al momento de compararlo con una niña a la que sí querían sus papás, se llevó la gran decepción.

Monas de aire comprimido

¿Monas de guayaba? Por favor, los chicos de hoy en día quieren darle unos “jalones” a el aire comprimido que utilizamos en la limpieza de las computadoras. Es tan divertido que suben videos a Youtube donde comparten sus experiencias, e irónicamente es bastante fácil que sus papás los encuentren. Antes de llevarlos al anexo de la otra cuadra, la virgencita ayuda a “la banda airada” a recapacitar sobre su futuro (¿por qué nadie ayuda a los protagonistas a recapacitar?).

Los otakus también son gente

Un clásico de La Rosa de Guadalupe, fue cuando descubrimos que algunos chicos fans del “animé” se la viven disfrazados de sus personajes favoritos, y juntos pueden completar misiones especiales mientras utilizan los movimientos de combate que aprendieron en tantas horas de Dragon Ball, como método de defensa ante los criticones de la escuela. Namiko Moon sólo quiere salvar al mundo aunque hasta la directora de la escuela la discrimine, pero definitivamente el plot twist con la mamá haciendo cosplay, hace que este capítulo sea difícil de superar con el paso de los años.

El Reto de la Ballena Azul

Cerremos este pequeño top con uno de sus episodios más recientes, ya que el Reto de la Ballena Azul se viralizó por todo le mundo, poniendo a algunos estudiantes a jugar una serie de retos extraños mediante amenazas, donde el último de ellos consistía en suicidarse. La historia fue real y cobró al vida de más de 50 personas, y desde ese entonces varios imitadores surgieron en distintos países. Un tema bastante serio que nos pone a pensar sobre qué tan mal está la juventud de hoy en día… ¿pero para qué pensarlo demasiado si podemos verlo en televisión?