Una de las cosas que más se les critica a los perritos/lomitos/firulais, es el hecho de que cuando llega alguien a la casa se quieran medir los tenis, se quieran sacar la espina, y ladren como si fuera su trabajo hacerlo. Y a la vez, nos saca de onda que cuando se trata de los juegos pirotécnicos, corran a esconderse debajo de la cama. Bueno, tampoco podemos culparlos, y es que sabemos que su oído es más sensible que el de nosotros y las detonaciones de los petardos y sus derivados les provocan un tipo de ansiedad y estrés.

Claro que siempre existen excepciones para todos los casos, y en esta ocasión les hablaremos de Mazapán, un lomito proveniente de Oaxaca que se ha hecho viral porque a comparación de la mayoría de los firulais del mundo, él no le tiene miedo a los juegos pirotécnicos. Sin embargo, su historia con los habitantes de Oaxaca es tan tierna que nos hace entender porqué este amiguito canino es tan feliz y le gusta el baile y la fiesta. 

Una página de Facebook llamada “Cosas de Oaxaqueños”, compartió un video que muestra a Mazapán bailando entre la chinas oaxaqueñas durante un desfile de Calenda, en Oaxaca. Aunque las mujeres que danzan en el lugar usan pirotecnia, eso no es impedimento para que este suave lomito baile y brinque al ritmo de la música. En uno de los comentarios afirman que Mazapán siempre llega desde lejos y acompaña a las Calendas en todo su recorrido, haya juegos artificiales o no. Pero mejor vean cómo este amiguito de cuatro patas baila, asííííí:

Cuando alguien preguntó la situación de Mazapán, uno de los administradores de la página comentó que este lomito bailarín no tiene dueño, y que aunque es un perro libre nunca sufre por comida o donde dormir, ya que varios locatarios en Oaxaca le dejan comida y le permiten entrar a sus negocios a descansar o resguardarse cuando llueve o el sol está muy fuerte. Además, la misma persona afirma que nadie lo ha adoptado formalmente porque él es un espíritu libre, y es por eso que todos en Oaxaca lo conocen.

Después de conocer la historia de Mazapán no nos queda ninguna duda de que este perrito es uno fuera de este mundo y que también, nos queda claro que ese perro tiene más vida social y cariño de lo que uno jamás podrá tener. En fin, ¿quién de ustedes ha viajado a Oaxaca y se ha encontrado a este simpático firulais? ¡QUEREMOS VER SUS FOTOOOOS! 

Foto: LIGHT BEAR Studio/ Carlos R. Cervante