Fotos: GoFundMe/Pexels

“¿Necesitas ayuda?”: Mesera rescata a un niño que era torturado por sus padres

Flaviane Carvalho se dio cuenta que el pequeño de la familia a la que atendía en su restaurante tenía severos golpes en la cara.

A veces no nos damos cuenta, pero existen muchos ‘héroes y heroínas sin capa’ que, de un momento a otro, aparecen en la vida de los demás para ayudar y generar un cambio importante. Ese es el caso de Flaviane Carvalho, una mesera que no dudó un segundo en actuar cuando se dio cuenta de los abusos que sufría un pequeño por parte de sus padres.

Ella se encontraba en una noche casual, trabajando en un restaurante de Florida mientras atendía a una familia de cuatro personas que ordenaban, muy normales, su comida. Sin embargo, la camarera alcanzó a percibir que algo no estaba bien con uno de los menores, quien mostraba señales de violencia en diversas partes de su rostro.

Flaviane Carvalho en audiencia. Foto: Departamento de Policía de Orlando

Mesera salva a un menor

Flaviane es camarera del restaurante Mrs. Potato en South Kirkman Road y durante los primeros días de este 2021, se convirtió en la improvisada heroína de un pequeño. Esto lo hizo luego de que comenzará a atender a unas personas como cualquier otra noche… pero ella notó que algo no andaba bien con el niño de aquella familia.

Tal como recapitula el Orlando Sentinel, el menor, que tenía una complexión exageradamente delgada, llevaba unos lentes puestos, su cubrebocas y una enorme sudadera que le tapaba el cuerpo. En primera instancia, a Carvalho le llamó la atención que todos los miembros de la familia habían ordenado su platillo, pero el pequeño permanecía callado, cabizbajo y era el único que no estaba comiendo.

El mensaje con el que la mesera auxilió al niño. Foto: Departamento de Policía de Orlando

Y bueno, otras personas podrán decir que eso no es motivo suficiente para dudar, pero la persuasiva trabajadora sabía presentía algo… y no se equivocó. Al tiempo que la familia seguía ordenando, Flaviane se pudo percatar que el niño tenía moretones en la espalda y varios más en el rostro, los cuales estaban bien ocultos por el cubrebocas.

Tras esa revelación, la mujer escribió un par de preguntas en algunas servilletas y, a espaldas de los padres, ella le mostró un primer mensaje al niño. “¿Estás bien?” decía el primero. El chico asintió. Luego vino un segundo letrero que decía “¿Necesitas ayuda?” y el muchacho volvió a decir que sí. La mesera enseguida marcó a la policía de Orlando. 

Flaviane Carvalho. Foto: GoFundMe

También puedes leer: ¡PEQUEÑO HÉROE! NIÑO ENFRENTA A LADRONES PARA PROTEGER A SU MAMÁ

La policía interviene y descubre el abuso

Los oficiales locales se llevaron a la familia al Departamento de Policía de Orlando e interrogaron al menor de 11 años. Él indicó que los golpes de la cara había sido por una caída de su cama y que los moretones en los brazos eran de un forcejeo con su padrastro, Timothy Wilson, de 34 años.

La cara del niño tenía varios moretones, los más notables en sus párpados y oídos que estaban totalmente manchados. El pequeño continuó su declaración y reveló que en las vísperas de la Navidad lo habían atado por los tobillos, que lo habían golpeado con un palo de escoba y con los puños cerrados. Los detectives también descubrieron que al niño lo dejaban sin comer como una forma de reprenderlo.

Foto: Pexels

Según lo comentado por el chico, sus padres le dijeron que Santa Claus había recomendado castigarlo de esa manera que, además, incluyó amarrarlo a los muebles de la casa. “Fue una tortura” dijo la detective Erin Lawler mientras el oficial Orlando Rolón dijo queEse niño estaba destinado a ser asesinado… Así de graves fueron las lesiones. Así de horrible fue el recuerdo del abuso que el niño compartió con nosotros”.

El pequeño fue llevado al hospital y los exámenes médicos indicaron que estaba 10 kilos por debajo de su peso ideal. Por ahora, indica el Orlando Sentinel, el padrastro y Kristen Swan, la madre biológica del niño y su hermanita de cuatro años, están detenido por negligencia infantil mientras los menores permanecen en el departamento de servicios sociales local a la espera de que se resuelva la situación de los implicados.

Foto: Pexels

Top Relacionadas