Para aprender nunca es demasiado tarde y Setsuko Takamizawa, una viejita de 91 años, acaba de comprobarlo ya que con tal de ser una de las voluntarias durante la edición de los Juegos Olímpicos que se llevará a cabo en Tokio en 2020, se preparó arduamente para aprender inglés. 

La última vez que se realizaron los Juegos Olímpicos en Japón fue en 1964, en aquel entonces, Setsuko no podía ni pensar en alistarse para participar como parte del staff pues debía estar en casa cuidando a sus hijos. Sin embargo, el próximo año, cuando esta abuelita tenga 92 años, participará y no hay nadie que la detenga.

En cada edición de los Juegos Olímpicos, los organizadores lanzan una convocatoria para crear un grupo de voluntarios que tengan la oportunidad de viajar al país sede y asistir a los miles de atletas y asistentes de todo el mundo. Según Milenio, para Tokio 2020 se apuntaron más de 200 mil personas. 

¡Querer es poder! Esta mujer de 91 años aprendió inglés para ir de voluntaria a Tokio 2020

Vía Milenio

Si bien no es obligatorio hablar inglés, es un idioma sumamente necesario y que brinda un plus para los postulantes. Sin embargo, Setsuko no había podido aprenderlo debido a que se consideraba como un “idioma enemigo”. 

“Cuando era estudiante de primer año en el secundario de niñas, estalló la Segunda Guerra Mundial. En mi segundo año, el inglés fue prohibido porque era el idioma enemigo“, comentó Setsuko.

Cuando le comentó a sus nietos sobre su meta de formar parte de Tokio 2020, estos inmediatamente la apoyaron e incluso fueron ellos los que se dispusieron a ayudarla para que aprendiera más fácilmente. 

¡Querer es poder! Esta mujer de 91 años aprendió inglés para ir de voluntaria a Tokio 2020

Vía Milenio

“Cuando hablé con mis nietos sobre mi deseo, dijeron: ‘No es demasiado tarde. Te enseñaremos una palabra por día. Será un buen desafío para ti’. Ahí fue cuando comenzó todo”, contó.

Según información de Milenio, durante cada edición de los Juegos Olímpicos, el 1 por ciento de los postulantes a voluntarios son mayores a 80 años. Setsuko sabe que su edad no es novedad y por ende tiene las mismas probabilidades que cualquiera, sin embargo, sabe bien que aprender inglés la ayudará a tener más chances de participar.