Híjole… una de las historias más lamentables de nuestra gustada sección ‘Mundo enfermo y triste’ que nos demuestra que el sentido común es el menos común de los sentidos. Así que prepárense para leer una historia muy sad y un tanto retorcida, pero con un final feliz para la perrita (dentro de lo que cabe)… fiuf!

En el norte de Bogotá, Colombia, una perrita fue rescatada por el Instituto de Protección Animal después de que que un adolescente abusara de ella sexualmente… pero eso no es lo alarmante, sino la postura de los padres.

Foto: Youtube

Aunque usted no lo crea, los padres de este joven daban consentimiento para que su hijo pusiera este acto en práctica, ya que consideran que en su región “la zoofilia es normal“. Cabe señalar que en Colombia –y en México igual, desde el 2013– esto es un delito, y está tipificado como maltrato animal.

Gracias a que algunos usuarios denunciaron en redes sociales este hecho compartiendo una imagen del joven abusando de Morita (la perrita), las autoridades pertinentes y asociaciones de protección animal pusieron manos a la obra para rescatar a la perrita.

Foto: Youtube

Junto con Morita, fueron rescatados dos perritos más, aunque hasta el momento no se sabe si también sufrieron de abuso, pero se dice que estaban en buen estado. Desgraciadamente, el abuso sexual a animales es más común de lo que creemos, así que si llegas a saber de algún caso, por favor denuncia.

Acá te dejamos un video de un medio colombiano en donde cuentan con más detalle este abuso, junto con algunas recomendaciones: