Probablemente en los últimos días has entrado a tu cuenta de Instagram (si es que no se cayó la plataforma, claro) y te has topado con la imagen de un sujeto con barba que tiene las manos en postura de oración y que va acompañada con una leyenda que dice “Lo que dijo la ONU es aterrador”. Pero la pregunta que todos nos hacemos es, ¿quién es, por qué se está haciendo viral y qué ha hecho para sembrar pánico en la gente de internet? Acá les explicamos un poco cómo está el asunto.

Se trata de un hombre llamado Arturo Islas Allende, un conferencista mexicano y conductor de TV Azteca, que el pasado 4 de julio subió un video a su cuenta de Instagram titulado “Lo que dijo la ONU es aterrador” y en el que durante 3 minutos explica que esta semana, la ONU lanzó un comunicado en el que, después de haber hecho un análisis con cerca de 250 mil científicos del mundo durante tres años, informó que en 2050 más del 80% de la tierra estará destruída.

Arturo Islas continúa diciendo que en ese año las selvas serán desiertos, los mares y ríos estarán en su capacidad máxima de basura y que la presencia de microplásticos será mayor de la que conocemos actualmente. Después, invita a las personas a hacer consciencia sobre lo que estamos haciendo con el planeta y deja en claro que son datos de la ONU con los que no se busca cundir el pánico, pero que sí es importante el darlos a conocer.

Acá les dejamos el video para que vean de qué estamos hablando (si es que aún no lo han visto, claro):

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Arturo Islas Allende (@arturoislasallende) el

El informe de la ONU 

Bien, ya que escuchamos lo que dijo Islas Allende, veamos que tan cierto o falso es lo que dice. Para empezar, hay que aclarar que el informe del que habla el conferencista se dio a conocer en el mes de marzo durante la IV Asamblea del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), en donde la ONU dio a conocer un informe de 740 páginas llamado “Perspectivas del medio ambiente mundial” (GEO, en sus siglas en inglés), en donde nos mostraban los escenarios futuros para el planeta Tierra.

Acá pueden leer el informe completo por si quieren saber más al respecto  o bien, un pequeño pero útil resumen

Ahora bien, aunque el conferencista se equivocó de fecha, la verdad es que todo lo que dice en el video es cierto. En un estudio realizado por la ONU y que fue desarrollado durante seis años por 250 científicos de 70 países, se da un panorama de cómo será la vida en la tierra en el año 2050, la cual describe como “un abismo creciente entre países pobres y ricos: el exceso de consumo, la contaminación y el desperdicio de alimentos en el mundo desarrollado conduce al hambre, la pobreza y la enfermedad a otros lugares de rentas más bajas”.

Foto: Spencer Platt/Getty Images

El informe detalla que el cambio climático será uno de los problemas más grandes para la humanidad, ya que se reducirá el agua potable y aumentará la contaminación del aire y la presencia de microplásticos en océanos y en mares. Ya ni hablar de los cambios de ecosistemas, el derretimiento de los polos y la sobrepoblación que tendremos dentro de 30 años: 10 mil millones de personas frente a los 7 mil 500 millones actuales.

Foto: Kimberly White/Getty Images

El escrito de más de 700 páginas de extensión también alerta a la población sobre la desaparición de la capa de hielo del Ártico, el aumento de las muertes por contaminación del aire en las ciudades (problema que en la actualidad ya mata a cerca de 7 millones de personas en el mundo al año) y la preocupante extensión del desierto en varios lugares de la tierra (justo lo que comentaba el buen Arturo).

Para la ONU, la única solución ante este inminente problema es reducir de forma drástica la emisión a la atmósfera de los gases tóxicos que emiten los vehículos, las industrias y las calefacciones de las casas. Sin embargo, enfatiza que hasta el momento ni los gobiernos, empresas o la población en general han puesto de su granito de arena para detener el problema, tanto que la extinción de las especies y ecosistemas que conocemos ya es algo irreversible.

Foto: ONU

Entonces, ¿deberíamos entregarnos al pánico?