Foto de Getty Images

¿Qué es lo que se necesita para poder vivir en Marte?

Durante los últimos años, los avances en la ciencia y la tecnología han impulsado al ser humano a cumplir una de sus ambiciones más grandes: poder sustentar la vida fuera de la Tierra. Para quienes planean una colonización extraterrestre, Marte siempre ha sido el planeta por excelencia, debido a que es nuestro vecino y sus condiciones no son tan agresivas como Venus o Mercurio, que son mucho más calientes en comparación con éste.

¿Tienes lo que necesitas para vivir en Marte?

A pesar de que existen ciertos proyectos que tienen como propósito enviar a un grupo de personas a vivir al Planeta Rojo, lo cierto es que no cualquier persona es capaz de cumplir los desafíos que esto implica. Si creen que son dignos de llevar a cabo una misión de esa magnitud, entonces deben echar un vistazo al canal de YouTube AsapSCIENCE, que ha enumerado cada una de los requerimientos para no morir en el intento.

Radiación solar, por supuesto

Dejar atrás las comodidades de nuestro hogar también implica despedirse de la protección que ofrece su atmósfera. Con esto nos referimos a que los riesgos de vivir en un lugar cercano al sol pueden resultar en daños severos a nivel celular o en circunstancias menos afortunas, hasta un cáncer causado por radiación.

Paciencia para hacer viajes muy largos

Muchos de nosotros no estamos acostumbrados a hacer viajes que ocupen mucho de nuestro tiempo o requieran una planificación complicada. Por esa y otras razones es que no cualquier individuo es capaz de aventarse a la aventura de colonizar Marte sin perder la cordura en el intento.

La alineación perfecta entre la Tierra y el Planeta Rojo sólo ocurre una vez cada dos años; lo eso nos deja con la oportunidad de hacer un solo viaje de 120 días y con la oportunidad de de conseguir muchos libros y de crear un calendario con actividades que nos ayuden a no perder la cordura durante la travesía.

La fuerza de gravedad y sus efectos

Y hablando de planificación para nuestra larga excursión hacia Marte, es importante tomar en cuenta que nuestro cuerpo corre grandes riesgos de sufrir efectos ligados a los cambios en la gravedad. Dicho esto, es importante meditar si es prudente conservar su vesícula biliar o su apéndice, ya que estos órganos corren el riesgo de estallar como consecuencia de los cambios drásticos en la fuerza gravitacional.

Otros de los efectos más desagradables tiene que ver con el movimiento de los fluidos dentro del organismo. Pensemos que el cuerpo es como una botella llena de agua; cuando la cambiamos de posición, es normal que el contenido termine regándose por todas partes si no está sellado correctamente.

Lo mismo ocurre con nosotros y por eso es normal que desarrollemos síntomas como breves casos de ceguera, migrañas y hasta alteraciones notables en el funcionamiento del sistema digestivo, por no mencionar infecciones en las vías urinarias (sobre todo en mujeres). Si creen que ese sería el mayor inconveniente de viajar a Marte, entonces nos olvidaremos de mencionar que muchos astronautas se acostumbran a usar los mismos trajes hasta por dos semanas consecutivas.

Sufrirán cambios en sus huesos y fibra muscular

Investigaciones de la NASA han comprobado que los astronautas pueden perder hasta un 1% de su densidad ósea, así como minerales encontrados únicamente en los huesos. Para evitar que esto suceda, se recomienda ejercitarse como mínimo dos horas o de ser posible, practicar relaciones sexuales.

Vivir en condiciones extremas

Supongamos que lograron llegar sanos y salvos a Marte. Ahora su misión es mantener tanto su cuerpo como su mente en una pieza y eso, desafortunadamente, tampoco es una labor sencilla.

Al estar más lejos del sol, la densidad atmosférica (que es 100 veces menor a la de la Tierra) y la temperatura en el Planeta Rojo -que varía entre los -140 y los 30º centígrados- son muy diferentes. Por lo tanto, los colonizadores deberán acostumbrarse a vivir en refugios bajo tierra y vistiendo trajes muy pesados; sobre todo si pretenden evitar que su sangre hierva o que sus órganos sean destrozados por la falta de presión atmosférica.

La disposición del alimento también se convierte en un dolor de cabeza, ya que durante los primeros años, todos deberán adaptar una dieta basada en alimentos insípidos que contengan los nutrientes necesarios para mantenerse con vida. Esto sólo podría cambiar hasta que la humanidad sea capaz de cultivar frutos, granos y vegetales en la superficie marciana.

Conservar la cordura

Ya sea por cuestiones sociales o meramente reproductivas, la convivencia no deja de ser un elemento importante en la colonización extraplanetaria. Uno no puede crear una civilización desde cero o poblar un planeta si no es capaz de suprimir sus deseos de colgar a los demás del poste más alto en Marte.