Foto vía Instagram: @420doggface208

Ahora sí puede sonreír: El internet se une para ayudar y donar dinero al tiktoker ‘cholo’

Si han andado en internet en los últimos días, seguramente han visto por todos lados los videos del tiktoker ‘cholo’, el hombre que se ganó el corazón y el cariño de las redes sociales por patinar y echarse un jugo de arándano mientras escuchaba “Dreams” de Fleetwood Mac. Desde entonces, es la sensación en Facebook, Twitter y por supuesto TikTok, gracias a su extraordinaria vibra, muy necesitar en estos momentos.

Después supimos que el nombre de este personajazo era Nathan Apodaca, un hombre de origen mexicano que vive en el estado de Wyoming en los Estados Unidos. Y más tarde nos enteramos que la razón por la que había decidido subir esa clase de videos a la red social de moda, de novedad fue porque sus hijas lo animaron –e incluso le dieron un par de tips para que se hiciera una estrella del internet, y fue justo lo que consiguió–, aunque quería ser una celebridad viral por una razón.

Foto: @420doggface208

También puedes leer: 10 VIDEOS PARA COMPROBAR QUE EL TIKTOKER ‘CHOLO’ ES LO MEJOR QUE LE PASÓ A INTERNET”

El internet y sus caminos misteriosos lo ayudaron

A pesar de siempre mostrar una excelente actitud ante la vida con grandes rolas de Green Day y Avril Lavigne, Nathan ha tenido que pasar por un par de situaciones difíciles. Quizá la principal es que desde hace un par de años vive en una casa rodante sin agua ni espacio para cocinas, así que está estacionado frente a la casa de su hermano, donde usa el comedor, la regadera y el baño junto a sus hijas.

Es por eso que volverse la persona más famosa en estos momentos del internet le cayó de perlas, pues afortunadamente todos los que disfrutaron de sus videos se unieron como pocas veces para echarle la mano. De acuerdo con TMZ, varias personas le donaron dinero al tiktoker ‘cholo’ a través de aplicaciones como Venmo, Cash App y PayPal, recibiendo la nada despreciable cantidad de 10 mil dólares (casi 221 mil pesitos mexicanos).

Nathan usará el dinero para solucionar sus problemas

Según la misma fuente, Nathan Apodaca agradeció a todos aquellos que se tomaron el tiempo y la gentileza de ayudarlo, además dijo que tiendas de sneakers como Footlocker se acercaron a él para grabar un comercial y darle algunos artículos, aunque no descarta la posibilidad que la marca del jugüito de arándano que estaba tomando en el video viral le hable para hacer algo juntos –en una de esas hasta Fleetwood Mac– le entra.

Hablando del dinero, el tiktoker ‘cholo’ favorito de todos mencionó que lo usará para dos cosas muy específicas; la mitad la usará para remodelar y arreglar su casa rodante (algo con lo que ha soñado por años) para ya no tener que molestar a su hermano ni depender de él. Pero lo más interesante es que también dejó muy claro que lo que le queda dinero se lo dará a su mamá –porque como todo buen mexicano, la jefecita es primero–, aunque ya le dio regalos a su novia y su hija.

Ahora sí puede sonreír: El internet se une para ayudar y donar dinero al tiktoker 'cholo'

Nathan quiere hacer un comercial con la marca de jugo y hasta con Fleetwood Mac/ Foto vía Instagram: @420doggface208

Fleetwood Mac la está rompiendo en las plataformas de streaming gracias a él

Aunque no lo crean, Fleetwood Mac tiene mucho que agradecerle a Nathan Apodaca, más allá de aprobar el video donde sale patinando al ritmo de “Dreams”. De acuerdo con Billboard, la canción incluida en el legendario disco Rumors ha visto un aumento del 88,7% en las plataformas de reproducción musical (2.9 millones de reproducciones) y un enorme salto del 374% en las ventas de descargas digitales desde que el video comenzó a circular en redes sociales.

Para que se den una idea, la rola llegó al número 24 en la lista del US Daily de Spotify el pasado domingo 27 de septiembre, demostrando una vez más el poder de TikTok. De cualquier manera y considerando la alegría que le trajo el mundo en cuestión de segundos, Nathan se merece por completo lo que le está pasando, y sobre todo que esté usando la ‘fama’ que le dio el internet para solucionar algunos de sus problemas.