Hablemos de trastornos alimenticios Mientras Tanto
Foto: Freepik

Hablemos del odio/amor a la comida y trastornos alimenticios

En México cada año se registran 20 mil nuevos casos de trastornos de la conducta alimentaria, ¿qué hacer ante estos problemas y trastornos alimenticios?

Por: Mafer Olvera y Paola Palazón

A los cuántos años empezaste?“, le preguntamos a Fernanda López. “Empecé a los 19 años con bulimia, hasta los 24, pero la realidad es que el trastorno alimenticio estuvo conmigo desde los 4 años, sin darme cuenta”.

Para muchos, además de una necesidad primaria, comer es un placer. Tan así, que la comida va mucho más allá de lo que detonan sus sabores, olores y texturas; hablamos de un impacto bioquímico y psicológico en el cuerpo y la mente que explica muy bien la relación tan sana o destructiva que podemos llegar a establecer con ella. Desde caer en conductas compulsivas, comer por ansiedad, hasta trastornos capaces de llenar vacíos muy profundos, quizá presentes desde muy temprana edad. La mayoría de los trastornos de nuestra mente son silenciosos hasta que nos rebasan. Y, cuando están relacionados con conductas socialmente aceptadas o fundamentales como comer, el tema puede ser aún más grave, ya que todo comienza con pensamientos, juicios de valor, críticas y estereotipos, aparentemente inofensivos.

Por eso, hoy quisimos hablar de los trastornos de la conducta alimentaria, para visibilizar una situación de la que poco se habla, se sabe, y que actúa sigilosamente en la sociedad y completamente en soledad. En la primera temporada de nuestro podcast, Estar Bien Hoy, dedicamos un capítulo a este tema, con la sorpresa de ir descubriendo en nuestros círculos cercanos que era algo más recurrente y doloroso de lo que imaginábamos.

¿A qué se debe? ¿Serán los cánones de belleza que hemos impuesto como sociedad? Seguramente cada caso tendrá una respuesta profunda y valiosa de escuchar.

Después de experimentar un proceso prolongado con la bulimia, la restricción y atracones compulsivos, Fernanda Lopez, nos cuenta: “Fue doloroso y largo, porque al final del día el enemigo no es la bulimia, el enemigo  eres tú y tus pensamientos. Es importante aprender a identificar cuando tus pensamientos son reales o cuando son juegos mentales. Los trastornos alimenticios son algo que se trata multidisciplinariamente y por eso tienes que atacar cuerpo, mente y espíritu. Tienes que trabajar cada rincón de tu ser para descubrir cuál es el que te llevó a esa zona tan oscura”.

Hablemos de trastornos alimenticios

Foto: Freepik

Para dimensionar el problema, en México cada año se registran 20 mil nuevos casos de trastornos de la conducta alimentaria, con una mayor incidencia en la población entre los 15 y los 19 años; y específicamente en mujeres con el 90%. El Instituto Nacional de Psiquiatría ha dicho que 10% de los jóvenes con anorexia y 17% de quienes padecen bulimia intentaron suicidarse, pero únicamente el 25% recibe algún tipo de ayuda psicológica.

La psicóloga Isabel Gutiérrez Peláez, directora de la clínica de salud mental Eclipse IGP, nos explicó que uno de los trastornos  de la conducta alimentaria que más se presentan en México es la bulimia nerviosa y su promedio de inicio es a los 16 años, sin embargo, algunos trastornos como las rumiaciones y la pica se presentan desde la infancia.

Y continuó: “los trastornos más frecuentes son: los atracones, la anorexia y la bulimia, y su diferenciación está en el tipo de conducta“. Por ejemplo, la anorexia nerviosa se caracteriza porque hay una restricción importante en la ingesta calórica y por tanto se produce una baja de peso que puede llegar hasta los 15 kilos en muy poco tiempo, lo cual  dependiendo de la complexión, llevará a la desnutrición. Por otro lado está el miedo fóbico a subir de peso y la distorsión de la imagen corporal, en la que se produce un tipo de  alucinación en la que la persona ve su cuerpo totalmente alejado de la realidad.

Hablemos de trastornos alimenticios

Foto: Freepik

¿Cómo se relaciona la anorexia con la bulimia?, le preguntamos a Isabel.

La bulimia, contrario a la anorexia, se caracteriza por tener atracones de comida. Un atracón se da cuando comemos mucho más de  lo normal y no podemos controlarlo, con ello después vienen las conductas compensatorias como provocar el vómito o tomar laxantes, diuréticos o cualquier otro medicamento que ayude a bajar de peso como pueden ser las anfetaminas. Todo esto provoca una autoevaluación negativa todo el tiempo”.

Como podemos ver, el tema es mucho más complejo de lo que creemos. Por eso, tenemos que hablarlo, conocerlo y saber cómo poder apoyar a alguien.

¿Qué podrías recomendar a alguien que está pasando por un trastorno de la conducta alimentaria?, le preguntamos a Fernanda.

En primer lugar dejarse ser vulnerables, pedir ayuda, reconocer que no siempre tenemos que hacer todo solas. Sean muy pacientes porque no todas las herramientas nos sirven a todas por igual. Hay que bajar tus barreras y estar dispuesta a que te ayuden y pelear esta batalla contra tus trastornos hasta el final. Un día a la vez, un logro a la vez, y por último que no le tengan miedo a sanar porque es un proceso hermoso, doloroso, pero que al final del día te reconstruye y vale la pena”.

Nos despedimos con esta frase de Fer, a quien no dejaremos de agradecer por compartir su testimonio y también por demostrarnos con su historia de vida, que los trastornos de la conducta alimentaria son tratables:

La bulimia ya es un fantasma lejano en mi vida, hoy puedo verlo como el maestro más grande que me enseñó a amarme,  aceptarme, reencontrarme, reconstruirme, y pues lo agradezco, porque me ayudó a ser la Fer que soy ahora”.

¿Qué hacer ante estos problemas y trastornos alimenticios?

Pide ayuda, estamos juntxs. Fernanda López a raíz de su experiencia creó Punto y Coma en donde comparte contenido y ha creado un programa de 21 días de alimentación consciente llamado Mi derecho divino.


Mafer Olvera y Paola Palazón Seguel son creadoras de SIKI y Ser Mamá Hoy, plataformas de bienestar emocional y promoción de la salud mental.  Mafer es creadora del modelo Hospital de las Emociones, consultora en juventudes y salud mental, y Paola es autora, emprendedora y creadora de proyectos de bienestar emocional y espiritual.

Top Relacionadas
:)