El día de ayer, la industria de las aerolíneas sufrió un enorme golpe con el maltrato a un cliente de United Airlines, quien fue sacado de manera violenta de su viaje, ya que la aerolínea había sobrevendido el número de asientos del vuelo.

Obviamente, el trato dado a este señor ha causado toda una ola de comentarios negativos hacia la aerolínea. Vaya, hasta Jimmy Kimmel les metió una estocada en su más reciente programa:

La aerolínea está en su derecho de sobrevender, de poder negar la entrada y sacar a sus pasajeros como mejor les convenga –lo que ha sido un problema desde hace años– y esto les da completa oportunidad de abusar de sus clientes.

Uno pensaría que con semejante golpe mediático, los directivos de la empresa ofrecerían una enorme disculpa al afectado, así como al público en general… sí, ¡cómo no!

En un correo mandado a sus trabajadores, Oscar Muñoz, gerente general de la aerolínea, y quien ganó el premio al mejor comunicador del año en 2017, literalmente le echó la culpa a la víctima:

Querido equipo,

Como a ustedes, me molesta ver y escuchar lo sucedido la noche pasada a bordo del vuelo 33411, que se dirigía de Chicago a Louisville. Mientras que las circunstancias y hechos continúan evolucionando, especialmente respecto porqué este cliente desafió a los Oficiales de Seguridad en Aviación de Chicago como lo hizo, para poder darles una imagen más clara de lo ocurrido.

Si claro, obviamente el hombre se les puso bien loco a los oficiales… ¿qué demonios fumó este sujeto? Pero la carta se pone aún mejor.

Como ustedes verán, esta situación desafortunada se suscitó cuando uno de nuestros pasajeros, a quien le fue pedido de manera amable que se bajara del vuelo, se negó y fue necesario comunicarse con los oficiales para ayudarnos.

No bueno, vaya manera de hacerse las víctimas y de convertir al verdadero afectado en el malo del cuento. Dentro de los puntos que este patán Muñoz menciona, se encuentra que le fue negado el abordaje a este señor, cuando claramente él ya se encontraba en su asiento mucho antes de que empezaran a pedir los retiros voluntarios.

Pasajero es sacado a rastras de vuelo de United Airlines

Imagen: Video /YouTube

Si ya saben como me pongo, ¿para qué me dejan abordar?

¿Pero cuál fue el meollo del asunto?

Bueno, además de sobrevender el vuelo (práctica muy común entre todas las aerolíneas) un grupo de cuatro empleados de United Airlines habían sido mandados al aeropuerto de Louisville. Obviamente, ya no había asientos disponibles para ellos, por lo cual se pidió el retiro voluntario de cuatro pasajeros.

Aún con la compensación económica ofrecida por la aerolínea, nadie dijo yo. Fue así que de manera intransigente tomaron a cuatro pasajeros al asar para dar esos asientos a los empleados.

Lo demás es historia. Además del maltrato que esta persona recibió, la gente acusa a United Airlines de importarle un bledo sus clientes, ya que había otras maneras de mandar a sus empleados o de buscar un reemplazo para ellos, en vez de bajar a la gente que ya había pagado su boleto y abordado el vuelo.

En fin, este tipo de abusos no son sorpresa para nadie, ya que las aerolíneas han abusado del apoyo gubernamental que reciben y de que los dejan hacer lo que se les pegue la gana, tratando a su clientela peor que ganado.

Vía: Gizmodo