Para algunas personas, el final de ‘Game of Thrones’ fue un cierre adecuado de la épica historia, pero para muchos otros, simplemente estuvo chafa y punto. Aunque el tema ya casi es olvidado, lo cierto es que todavía quedan vestigios de ese tren del mame que se vivió en mayo. De hecho, existe un video protagonizado por Jon Snow que hace unos días comenzó a hacer ruido en internet, pero no por las razones que piensan.

Una “disculpa” honesta por Jon Snow

Así es, chicos y chicas, el mismísimo Rey en el Norte fue quien rompió el silencio para disculparse por lo ocurrido durante los últimos capítulos de esta producción. En el clip, que sinceramente está buenísimo, nuestro muchacho menciona que “el vasito de Starbucks fue el menor de los errores” y que reconoce con humildad que casi no abrió la boca en la última temporada. Él mismo se echa la culpa por no haber preparado un final digno y desperdiciado el tiempo del público, explicando que tuvieron como seis días para escribirlo.

Tal vez muchos crean que es absurdo, pero este video perteneciente al canal Eating Things with Famous People está muy bien editado (tanto en el aspecto visual como en sonido), que pensamos que era nuestra misión compartirlo. ¡Échenle un vistazo! Si no se rieron por lo menos un poco, no tiene sentido que sigan leyendo este texto.

Muchos saben que la octava temporada de la serie tiene uno de los episodios peor calificados de su historia, al punto en que 1.6 millones de fans firmaron una petición de Change.org para que se rehiciera toda esa arca desde el inicio. Sobra decir que eso no va a pasar, pero el esfuerzo se hizo y el descontento de todas esas almas furiosas hizo eco en internet.

Sin más que agregar, sólo vamos a decir que, por nuestra parte, la disculpa fue aceptada. Ahora sólo queda que responda el otro millón de televidentes que cancelaron HBO GO después de lo ocurrido. Por otro lado, si este clip sigue sin hacer justicia por lo que sienten, recuerden que George R.R. Martin todavía está trabajando en el verdadero final de ‘Song of Ice & Fire’, por lo que tal vez valdría la panea releer los libros.