Un vendedor de productos en la calle tiene una destreza que pocos podrían dominar. Ya sean grandes canastas con churros, bolsas con papitas, merengues. etc., los vendedores ambulantes siempre se la ingenian para transportar sus productos en trayectos llenos de gente y siempre cuidando que su mercancía no sufra algún daño que pueda

¡Fe restaurada! Se le caen los mangos que iba a vender y la gente lo ayuda con este lindo gesto

FOTO: CARLOS ALBERTO CARBAJAL /CUARTOSCURO.COM

Si bien los vendedores van agarrando habilidad para realizar sus actividades, al final siguen siendo personas con días buenos y malos. Por eso es que luego vemos fotos de churros tirados en las vías del metro que a muchos les causan risa, sin pensar que a la persona afectada podría dejarle una pérdida económica muy grande pues al final sus alimentos ya no se pueden recuperar y se convierten en dinero tirado a la basura.

¡Fe restaurada! Se le caen los mangos que iba a vender y la gente lo ayuda con este lindo gesto

Foto: Especial

Algo similar le ocurrió a un vendedor de mangos en Medellín, Colombia, a quien se le cayó toda la fruta que estaba dispuesto a vender a los transeúntes. Sin embargo, en medio de su frustración fue testigo de la bondad que aún existe en muchas personas del mundo, quienes se acercaron a ayudarle de la manera más conmovedora que verán el día de hoy. ¡Nuestra fe en la humanidad ha sido restaurada!

Un video que se subió a internet captó el emotivo momento en el que el vendedor de mangos en cuestión, al ver su mercancía en el suelo, se dispone a recoger la fruta. Varias personas que van caminando por el lugar se dan cuenta de lo que ocurre y sin pensarlo, comienzan a acercarse al hombre para darle dinero y ayudarlo con la pérdida económica que tuvo con sus mangos.

Acá va el video:

 

No cabe duda que, a pesar de todas las noticias malas que conocemos a diario, es reconfortante saber que allá afuera aún existen personas que hacen el bien sin mirar a quien, y que están dispuestos a brindarle una mano a todo aquel que la necesite. ¡El mundo necesita más personas así, caray!