No cabe duda que los michis nunca dejan de sorprendernos. Checa nada más lo que sucedió en España con un travieso gato al que parece gustarle la música electrónica. Resulta que tanto le agrada la fiesta, que hasta provoca la movilización de la policía cuando le sube a todo volumen a sus rolas favoritas.

Vecinos denuncian fiesta clandestina y resulta ser el gato "escuchando" música electrónica
Imagen ilustrativa: Pixabay

La divertida historia del michi que quiere ser DJ

Sucedió en la localidad de Lugo, esta semana. Varios vecinos de un edificio en el barrio Ronda das Fontiñas, llamaron a la policía local pues se quejaban de que en uno de los departamentos se estaba llevando a cabo una fiesta clandestina (por allá todavía eso de las fiestas no está muy permitido que digamos pues porque pandemia).

Los vecinos reportaron el caso porque ya era de noche y la fiesta, además de no estar permitida, no los dejaba dormir pues la música al parecer estaba a un volumen que no se prestaba para ir a la cama tranquilamente.

Los policías sólo descubrieron al gato disfrutando de su música favorita

Algunos policías llegaron al lugar dispuestos a cumplir con su deber y torcer a quienes estuvieran en el departamento para ponerle fin a su fiestecilla, pero al llegar, se llevaron una curiosa sorpresa. Resulta que dentro no hallaron a absolutamente nadie que caminara en dos pies y anduviera de escandaloso. Al interior del departamento nomás encontraron a un gato junto al equipo de sonido.

Vecinos denuncian fiesta clandestina y resulta ser el gato "escuchando" música electrónica
Imagen ilustrativa: Pixabay

Seguramente los policías recorrieron el departamento para asegurarse de que no hubiera alguien escondido por ahí tratando de inculpar al gato, pero no, el responsable del ruido era el mismísimo michi y los agentes lo confirmaron en cuanto lograron contactar al dueño, quien se encontraba fuera de la ciudad.

De acuerdo con La Nación, el hombre explicó que a su gato le gustaba encender el equipo de sonido y mover con la patita el volumen. Cuando está en casa no hay bronca porque él evita que la cosa se salga de control, pero aquella noche, con él fuera de la ciudad, el michi decidió subirle a todo lo que da el aparato para disfrutar su música electrónica favorita.

Vecinos denuncian fiesta clandestina y resulta ser el gato "escuchando" música electrónica
Imagen ilustrativa: Pixabay

La policía finalmente se retiró con la recomendación al dueño de dejar desconectados todos los aparatos electrónicos para que su gato no ande incomodando a los vecinos en su ausencia.

Jajajaja qué rifados son los michis, la neta.

Michis geniales: Ella es Truffles, la gatita que ayuda a los niños en una clínica óptica

Mi nombre es Christian, soy egresado de la UNAM y llevo ligado a la creación de contenidos digitales desde el 2015. Trabajé en Reforma, distintos portales de futbol y blogs especializados antes de llegar...

Comentarios

Comenta con tu cuenta de Facebook