Bien dicen por ahí que cuando te toca, aunque te quites, y cuando no, aunque te pongas. Algo así le pasó a los integrantes de esta agrupación de rock, pues Blink-182 estaba cerca del centro comercial en donde se registró el tiroteo de este fin de semana, pero por fortuna lograron salir ilesos.

Este sábado 3 agosto se registró un terrible acto en un centro comercial de El Paso, Texas, ya que un joven de 21 años atacó con un rifle a varias personas dentro de un Walmart provocando la muerte de al menos 22 personas, dejando heridas a otras 30.

Reportes recientes indican que el tiroteo se trató de un crimen de odio por parte del atacante (Patrick Crusius) hacia los mexicanos y que según sus declaraciones su propósito era disparar a la mayor cantidad posible de mexicanos”.

Mark Hoppus, Matt Skiba y Travis Barker, miembros de Blink-182 revelaron a través de las redes sociales los momentos de pánico e incertidumbre que vivieron durante el tiroteo.

Según lo publicado por Mark a través de twitter, la banda se dirigía a desayunar en algún lugar cercano del centro comercial, cuando de repente recibieron mensajes por parte de su equipo de seguridad informándoles sobre unos tiroteos.

Razón por la cual regresaron de inmediato al hotel (que de igual manera estaba cerca del lugar) y ahí se quedaron hasta saber que era lo que estaba pasando. Mientras regresaban, Mark menciona haber visto muchas patrullas y algunos helicópteros acercándose al lugar.

Después de las publicaciones, los fans de la banda se mostraron preocupados pues no entendían muy bien qué era lo que estaba pasando y querían saber si se encontraban a salvo.

Posteriormente, la banda confirmó a través de Twitter que se encontraban bien, y así mismo anunciaron que pospondrían (hasta nuevo aviso) el show que tenían programado en esa ciudad en solidaridad con las víctimas del atentado.