Lo que necesitas saber:

No fue una tarea sencilla, pero acá les traemos nuestro top de los mejores discos de Blur (hasta la fecha).

Hay pocas bandas y artistas que podríamos considerar que tienen una discografía perfecta (porque todos han hecho algo que nomás no estaba a su altura). Y aunque podría ser debatible, probablemente Blur es uno de los pocos casos que cuentan con una lista de álbumes impresionantes en los que cada vez fueron subiendo de nivel.

Desde que Damon Albarn, Graham Coxon, Alex James y Dave Rowntree aparecieron con su disco debut, demostraron cosas interesantes. Sin embargo, fue a partir de su segundo álbum donde dejaron claro que estaban en otro nivel, entregando materiales bastante exitosos con los que se consolidaron como figuras del movimiento britpop.

blur
Blur se una. banda que pasó por muchos cambios a lo largo de su carrera/Foto: Getty Images

Es momento de rankear todos los discos de Blur

A pesar de encontrar un estilo que los diferenció de muchos de su generación, Blur tuvo que cambiar y buscar nuevos aires musicales para no perderse dentro de la onda de bandas británicas de su generación. Esto los llevó a una evolución sumamente interesante donde no pararon de experimentar y demostrarle tanto a sus fans como a la prensa y al mundo que su ingenio y talento iban más allá.

Y aunque se han dado varios descansos a lo largo de los años (algunos un tanto forzosos), lo que hacen cuando se reúnen los cuatro integrantes es simplemente espectacular, pues son de las pocas bandas de los 90 que a pesar de su enorme carrera (y que probablemente no lo necesiten) siguen tocando juntos y sacando álbumes que proponen algo para los que lo escuchan.

blur
¿Cuál es su ranking de los discos de Blur?/ Foto: vía Instagram de la banda

Sabemos que por acá nos leen muchos fans de Blur y que cada quien tiene su top de los discos de la banda de Colchester. Nosotros también somos clavados, es por eso que acá les traemos nuestro ranking de los álbumes de la agrupación, ordenados del más bueno al más épico. ¿Están listos? Vamos con este listado.

Leisure

Comenzamos esta ranking de discos de Blur con su álbum debut, ni más ni menos que Leisure. A pesar de que fue una buena carta de presentación, con grandes rolas que siguen tocando en sus conciertos (como “There’s No Other Way”, “She’s So High”, “Bang” o “Sing”), la verdad es que el primer disco de la banda de Colchester no es tan memorable ni mucho menos se compara con lo que hicieron después.

Es más, el propio Damon Albarn aceptó que era horrible y afortunadamente, pudieron continuar con su carrera. Y es que a pesar de que en el disco había chispazos interesantes por parte de la agrupación (con una mezcla entre el sonido Madchester con un toque de shoegaze y hasta neopsicodelia), esta fórmula a inicios de los 90 ya no era tan atractiva tanto para el público como para la industria.

De cualquier manera, gracias a este “primer intento fallido” con Leisure, Blur buscó su propio camino y lo hallaron un par de años más tarde con su siguiente álbum. Bien dicen por ahí que todo en la vida es prueba y error, y este disco lo confirma, ya que definitivamente no está a la altura de lo que hizo la banda en el futuro.

Think Tank

Para 2003, Blur lanzó Think Tank en medio de una crisis importante, donde cada uno de los integrantes venía arrastrando problemas (tanto personales como colectivos) y tenían ganas de explorar nuevas cosas. El ejemplo perfecto fue Damon Albarn, quien desde el lanzamiento de 13 en 1999, trabajó en otros proyectos como el álbum debut de Gorillaz o el disco colectivo de Mali Music.

Y eso se notó en este material discográfico, pues para empezar y debido a broncas de adicciones, Graham Coxon abandonó las sesiones de grabación del álbum (y a la banda definitivamente) y solo participó en “Battery In Your Leg”. Una decisión que marcó por completo el rumbo de la agrupación en ese periodo.

A partir de ahí, Albarn tomó todo el control creativo del disco y eso es más que evidente, pues estas canciones están fuertemente influenciadas por lo que venía haciendo el frontman por su cuenta, combinando la electrónica con la música africana e incluyendo un discurso político denso, en medio de las protestas por la invasión de Estados Unidos en Afganistán.

El resultado es un álbum un tanto raro, que por momentos suena como algo casi inacabado y al que evidentemente, le hicieron falta las guitarras y riffs de Coxon. Aunque no podemos dejar de lado que en Think Tank hay varias joyas de Blur que están infravaloradas, como “Out of Time”, la propia “Battery In Your Leg”, “Sweet Song” o “Caravan”.

The Magic Whip

En 2015 y de manera completamente inesperada, Blur sorprendió al mundo anunciando The Magic Whip, su primer disco en más de una década y el primero desde 13 que grababan los cuatro integrantes juntos tras sus reuniones en 2009 y 2013. Y por supuesto que esta noticia emocionó a los fans y a la industria musical.

Sin embargo, el nacimiento de este álbum fue un tanto atropellado, pues surgió después de la cancelación de un festival en Hong Kong donde la banda iba a participar y para matar el tiempo hasta su siguiente fecha, decidieron entrar al estudio. Más tarde, Graham Coxon tomó lo que grabaron en esos días y junto a Stephen Street (quien produjo los primeros cinco discos de la agrupación) le dieron forma a este proyecto.

Si bien, The Magic Whip para nada es un mal álbum (pues tiene rolas muy buenas como “Ghost Ship”, “There Are Too Many of Us”, “Go Out”, “Ong Ong” o “I Broadcast”), no muestra como tal una evolución de Blur, ya que se siente como si retomaran donde se quedaron tras la salida de Coxon de la banda. Aún así, este disco es especial porque a través de él, todos los integrantes se perdonaron y cerraron las heridas del pasado para seguir adelante e iniciar una nueva etapa.

The Great Escape

A mediados de los 90, Blur ya eran una de las bandas más famosas y exitosas del Reino Unido. Sin embargo, su sonido y fórmula estaban empezando a desgastarse, con la llegada de otras agrupaciones que presentaron otras propuestas. Y eso quedó claro con el lanzamiento de The Great Escape, su cuarto material discográfico que significó un descalabro gacho en la carrera de los de Colchester.

Este disco se promocionó bajo la famosa batalla del britpop, pues el sencillo principal del álbum, “Country House” se enfrentó a “Roll With It”, el primer single de (What’s the Story) Morning Glory? de Oasis. Al final, Damon Albarn y compañía le ganaron este round a los Gallagher, pero la banda de Manchester se quedó con la pelea completa cuando su disco la rompió a nivel mundial.

Dicho golpe afectó a Blur y The Great Escape, al cual no le fue bien en cuanto a ventas ni en críticas. Pero además de esto, habría que sumarle que la banda llevaba tres álbumes seguidos prácticamente haciendo lo mismo, lo que llevó a que el disco fuera “un fracaso” (considerando que venían de conquistar todas las listas de popularidad en el Reino Unido).

A partir de ahí, Damon, Graham, Alex y Dave decidieron olvidarse del britpop para explorar otros ritmos y sonidos, un movimiento que muchos veían como un suicido pero que era necesario para evolucionar como personas y músicos. Aún así, este disco nos dejó verdaderos clásicos de la banda, como la ya mencionada “Country House”, “The Universal”, y otros temazos no tan populares, entre ellos “Charmless Man”, “He Tought Of Cars” y “Stereotypes”.

The Ballad of Darren

Después de ocho años en silencio en los que sus integrantes se dedicaron a otros proyectos, Blur regresó en 2023 con su noveno álbum de estudio, The Ballad of Darren. Como ya nos tienen acostumbrados, la banda nos dejó con la boca abierta de un momento a otro anunciando este disco y la verdad, fue una grata sorpresa tenerlos de vuelta.

A pesar de que es el material discográfico más corto de su carrera (porque la versión original solo dura 36 minutos), la agrupación nos demostró con este álbum que, a pesar del tiempo, aún son capaces de reinventar su sonido clásico y llevarlo al siguiente nivel. Pero también tienen la habilidad de hacer nuevas melodías –un tanto calmadas– gracias a la enorme evolución y crecimiento que vivieron como artistas.

En The Ballad of Darren, Blur nos entrega una colección de rolas melancólicas –como “The Narcissist”, “Barbaric”, “St. Charles Square”, “The Heights” o “The Everglades (For Leonard)”– que reflejan la situación en la que se encuentran a la mitad de sus vidas, aunque de igual manera, la banda contempla su pasado y nos hacen pensar en cómo sonarán en un probable futuro a través de este disco.

Blur

1997 fue un año crucial para la carrera de Blur, pues luego de dos años del lanzamiento de The Great Escape y como ya lo comentábamos antes, Damon Albarn, Graham Coxon, Alex James y Dave Rowntree dejaron de lado su identidad musical británica y el sonido que los caracterizaba, para mostrar su parte más cruda y directa en su quinto material discográfico homónimo.

En Blur, la banda tomó como influencia el lo-fi y el rock alternativo estadounidense (del que renegaron al inicio de su carrera) para darnos un disco agresivo –en el buen sentido de la palabra– y emocional, lleno de distorsión y momentos electrónicos bastante densos, donde dejaban claro que querían alejarse por completo del pop y evolucionar hacia algo mucho más oscuro y experimental.

Aunque fue un paso arriesgado, definitivamente este cambio le hizo muy bien a Blur, pues con hitazos del tamaño de “Song 2” y “Beetlebum”, y rolas como “M.O.R.”, “You’re So Great” (la primera de la banda que canta Graham Coxon en solitario) y “On You Own”, demostraron que eran más que un grupo de britpop y tenían mucho qué decir a través de su música. De plano, este disco fue una gran muestra de su evolución musical, que nos preparó para lo que vendría después.

13

Para 1999, Blur decidió estrenar un nuevo álbum de estudio, para el que decidieron dejar de colaborar con Stephen Street para contar con la producción de William Orbit (quien trabajó previamente con Madonna). El resultado fue 13, un disco que no es tan fácil de digerir, pero que nos ofrece una experiencia inmersiva de diferentes sonidos en donde la banda subió un escalón más en cuanto a experimentación.

A lo largo de las 13 rolas de este material discográfico (el título no es nomás porque sí), los de Colchester nos llevan por un viaje impredecible en donde el góspel, el rock alternativo, la electrónica y hasta un poco de psicodelia se combinan para darnos uno de los álbumes más personales, emotivos y honestos de toda la carrera de la agrupación, donde se abrieron por completo ante el mundo para hablar de sus inseguridades, preocupaciones y más temas íntimos.

Pero además de esto, 13 es un disco totalmente catártico sobre ruptura amorosas, donde Damon Albarn suelta toda la tristeza que sintió tras el final de su larga relación con la líder de Elastica, Justine Frischmann. En general, podemos decir que este es el álbum más libre de Blur, pues en él se abrieron a hacer todo lo que que querían o se les ocurría, y el resultado es algo alucinante.

“Tender”, “Coffee & TV”, “No Distance Left to Run”, “Trimm Trabb” y “Bugman” son algunos de los himnos que nos dejó el sexto material discográfico de la banda. Y a pesar de que pasarían 15 años para que los cuatro integrantes originales volvieran a grabar un nuevo álbum, se siente como el cierre desordenado pero espectacular de la etapa de una una agrupación que esta buscando algo más que gustarle a todo el mundo.

Modern Life Is Rubbish

Estamos cerrando nuestro ranking de discos de Blur, y es momento de hablar de un álbum que sin temor a equivocarnos, marcó un antes y después en la carrera de la banda: Modern Life Is Rubbish, con el que se convirtieron en una de las nuevas promesas del pop rock del Reino Unido y darían paso a una etapa de oro en la música británica.

Luego de una desastrosa primera gira por Estados Unidos, donde Damon Albarn y compañía pasaron por momentos bastante complicados, los cuatro miembros terminaron completamente hartos de la cultura y la música de aquel país en los 90, donde dominaba el grunge. Es por eso que volvieron a su tierra y el frontman empezó a escribir canciones con toda la onda british, retomando a su manera la tradición de bandas como The Kinks o Small Faces.

El resultado de eso fue Modern Life Is Rubbish, un disco donde a través de melodías pegajosas, divertidas y nostálgicas (adornadas con una sección de vientos de metal, arreglos de cuerdas y coros), Blur retrató las historias cotidianas así como los sueños y preocupaciones del Reino Unido en ese entonces, creando un comentario social y una sátira sobre la vida inglesa de aquel momento que les valió éxito en ventas y en críticas.

“For Tomorrow”, “Chemical World”, “Sunday Sunday”, “Advert”, “Colin Zeal” e incluso la frenética “Intermission” son el ejemplo del concepto que la banda quería transmitir en sus canciones y que sin saberlo, se convertiría en uno de los álbumes más importantes del britpop, pues este disco definió la escena britpop y daría paso a un movimiento que engrandeció la música de Gran Bretaña en los 90.

Parklife

Y ahora sí, en el primer lugar de este ranking de los discos de Blur, no podríamos poner otro álbum que no fuera el grandioso Parklife, un clásico de la banda que se convirtió en el estandarte de una nueva era de la música en el Reino Unido y en el soundtrack de la época de Cool Britannia a mediados de la década de 1990.

Para este disco, Damon Albarn, Alex James, Dave Rowntree y Graham Coxon pulieron y transformaron lo que hicieron en Modern Life Is Rubbish, mejorando su fórmula anterior y mezclándola con synthpop, new wave, un poco de punk, sonidos espaciales y hasta vals. Dando como resultado una combinación vibrante de canciones que nos mostraban los pensamientos y situaciones que pasaba la juventud británica.

En Parklife, Blur una vez más nos llevó por un viaje divertido, revelador y por momentos preocupante, contándonos historias sobre la vida londinense en los 90, con personajes bastante curiosos en los que dejaron comentarios culturales y reflexiones sarcásticas divertidas sobre el sexo, la sociedad, la política, economía y mucho más.

Con himnos del tamaño de “Girls & Boys”, la rola homónima, “End of a Century” o “Tracy Jacks”, y temas mucho más profundos y. ambiciosos como “This Is A Low”, “To The End” y “Badhead”, el tercer material discográfico de la banda de Colchester –uno de los más importantes de la década– los consolidó como estandartes del britpop y estrellas de la música del Reino Unido, pues sin él, de plano no se puede comprender lo que vino más tarde, ya que signfició mucho para toda una generación.

Todo lo que no sabías que necesitas saber lo encuentras en Sopitas.com

Avatar photo

Me llamo Jesús pero todos me dicen Chucho. Me encanta la música y sé tocar algunos instrumentos, aunque creo que soy mejor escribiendo sobre las bandas que me gustan. Soy fan de los conciertos y festivales,... More by Jesús González

Comentarios

Comenta con tu cuenta de Facebook