Lo que empezó como una broma terminó en una exposición fotográfica.

El músico y actor Lenny Kravitz

 muestra a todo el mundo su apego y talento hacia la fotografía. Desde hace unos años el músico ha estado experimentando tras el arte de la lente, un pequeño hobbie que terminó en un medio y registro interesante de su visión ante la fama.

Imaginen ser una estrella de rock, donde siempre hay paparazzis totalmente decididos a cegarte con sus flash, donde una muralla de fans se construye frente a tu camino, y donde pareciera que la calma jamás existirá. Igual nosotros creemos que eso es genial, pero que te suceda en todas partes debe ser un tanto chocante. Esto le sucedió a Kravitz, harto de ser recibido con flashes actúo de una forma interesante, tomó su cámara y fotografió tanto a los paparazzis como a los fans, un juego donde los papeles se invirtieron.

En un inicio Kravitz explica que fue por puro entretenimiento, que le parecía interesante cómo reaccionaba la gente, pero fue hasta que mostró sus fotografías a su amigo Jean-Baptiste Mondino, fotógrafo de modas francés, que lo llevó a ver las fotografías de otra manera. Al ver las fotografías de Kravitz, Jean se llevó una sorpresa por la interesante composición y le contó que jamás había visto una exposición bajo el mismo contexto, por lo que le motivó a que lo hiciera.

Y fue así que Lenny Kravitz llevó su primera exposición fotográfica llamada “Flash”. Una exposición que anteriormente ha aterrizado en Los Angeles, Berlín y Viena. Todas las fotografías están tomadas en blanco y negro.

Una de las fotografías que ha llamado la atención es donde una chica (fan) al darse cuenta que sería fotografiada deja su cámara a un lado y sonríe directamente al lente de Kravitz, siendo inmortalizada bajo cierto aire romántico. Respecto a esta fotografía Kravitz señaló:

“Íbamos a un concierto. Ella estaba filmando, yo tenía mi cámara a la mano, la miré y pensé: “wow, es una linda  chica”. Y entonces ella dejó caer su cámara, me miró y sonrió; casi le digo al conductor: “¡detente!, le voy a pedir el número a esa chica”, pero no lo hice. Lo dejé pasar. Pero el momento quedó registrado “

Todas sus fotografías están a la venta y Kravitz ha dicho que serán totalmente destinadas a la caridad. Sus fotografías están valuadas entre $1,800 y $4,000 dólares.
No es la primera vez que las celebridades se burlan de cierta forma ante los paparazzis. Mark Wahlberg, Miley Cyrus y Justin Bieber también han tomado fotos de sus paparazzis y fans, pero jamás lo han llevado a una exposición. O como Daniel Radcliffe, el aclamado actor de Harry Potter, quien por 6 meses continuos llevó la misma ropa para que las fotos siempre fueran iguales.
Checa una parte de la exposición de Lenny Kravitz:

 

07LENNY+KRAVITZ_CPJ 06LENNY KRAVITZ_CPJ 03LENNY KRAVITZ_CPJ 02LENNY KRAVITZ_CPJ 2014_LennyKravitz-1-10_v2 2014_LennyKravitz-1-7_V5 2014_LennyKravitz-L1004462 2014_LennyKravitz-1004527