El regreso de Dido fue uno de los más inesperados del 2018. Sin embargo, para cerrar bien el año, la cantante británica lanzó a principios de noviembre “Hurricanes”, el primer single que se desprende de su nuevo material de estudio, Still On My Mind. Ahora trae otro sencillo titulado “Friends”, que tal como lo manejó con el primero, hay un poco de pop pero no ese pop-folk con ligeras capas de música electrónica al que nos tenía acostumbrados con discos como No Angel o Life For Rent. 

Ahora Dido mete de una manera muy ligera un poco de EDM y electropop. Las repeticiones de los sintetizadores en algún momento toman posesión de la canción en su totalidad, así como de esos altibajos melódicos que se escuchan a lo largo de la canción. Esta es una de las tantas formas en las que ella busca modernizarse y sobre todo, adaptarse a los gustos de nuevas audiencias. 

Para nadie es novedad que el cuarto material de estudio de Dido, Girl Who Got Away (2013), no tuvo tanto impacto comercial como sus predecesores. De hecho, tras el lanzamiento de este material, la cantante decidió no realizar ninguna gira promocional, excepto por algunos shows que ofreció en Reino Unido. 

Desde entonces se mantuvo concentrada de su vida familiar y ahora, después de cinco años, regresa con un par de sencillos antes de cerrar el año y para iniciar el próximo con lo que se espera, sea un buen año para su carrera, misma que despuntó en los 90 junto con artistas como Natalie Imbruglia, KT Tunstall, Nelly Furtado, Alanis Morissette, Duffy, Sophie Ellis-Bextor y Kylie Minogue.

El primer disco con el que Dido alcanzó el éxito fue con su material debut, No Angel (1999), que en 2001 se convirtió en el más vendido en todo el mundo. La canción encargada de ser el primer single fue “Here With Me”, y posteriormente “Thank You”, uno de los éxitos de los 2000 por excelencia que generó que la cantante apareciera en la portada de Vogue o que hiciera una aparición en Top of The Pops, uno de los programas británicos más reconocidos a nivel mundial.

Posteriormente lanzó Life For Rent (2003) —que cuenta con las canciones “White Flag” y “Sand In My Shoes”—. Tanto éste como No Angel, sirvieron de soundtrack para muchas series de televisión que se encontraban en boga en ese momento, por ejemplo, Buffy, The Vampire Slayer, Smallville, Grey’s Anatomy, Cold Case, Scrubs, The OC y Roswell.