¿Han visto esa foto de Bruce Lee entacuchado que Morrissey tiene de fondo cuando en sus conciertos interpreta “How Soon is Now”? Algo como lo que retrata esa imagen es lo que se presentó ayer con Arctic Monkeys en el Foro Sol. Una banda ya bastante sofisticada, pero que debajo de esa elegancia que ahora posee, hay cuatro sujetos que todavía son capaces de romper madres con canciones escritas hace más de 12 años, cuando eran unos jóvenes de vecindario.

Pero vamos por partes, porque lo que hubo ayer en el Foro Sol fue digno de ser considerado un mini festival…

Miles Kane

Conocido por ser cofundador de The Last Shadow Puppets (junto con Alex Turner), el nacido en Birkenhead, Reino Unido, salió a escena cuando los rayos del sol todavía se podían ver en el inmueble de Churubusco.

Acompañado de una efectiva banda en la que la baterista robó las miradas de las personas que desde temprano aseguraron su lugar, Miles Kane presentó un show muy parecido al que un día antes ejecutó en El Plaza Condesa… de hecho, ya que tanto Miles, como The Hives y Arctic Monkeys, tuvieron shows horas antes en Nuevo León (en el Festival Pa’l Norte) y la CDMX, muchos ya sabían a lo que le tiraban. Pero bueno, no por ello se corearon con menos intensidad canciones como “Loaded” y “Don’t Forget Who You Are”.

Fotos: Luis Avilés

The Hives

Por ahí de 20 minutos después de Miles Kane explotó la bomba sueca. Quedó comprobado que para prender al respetable nadie mejor que los liderados por el intenso Pelle Almqvist. Y cómo no, si parece que para ellos no existen las baladas: puras canciones garage rock de menos de 3 minutos.

“Come On!”, “Walk Idiot Walk” y “Main Offender” fueron las tres con las que abrió el grupo caracterizado por ser bastante bien vestidito en escena. Esta ocasión no fue diferente: todos los miembros de la banda enfundados en elegantes trajes blanco y negro. Bueno, quién sabe si muy elegantes, ya que más bien parecían tablero de ajedrez, pero de que se veían bien, eso que ni qué.

“Muchas gracias mis queridos amigos mexicanos. ¿Miles Kane está bien?, ¿Artic Monkeys está bien?… ¿Los Hives está muuuy bien?”, preguntó Almqvist con su peculiar y limitado español, ante el griterío del público que ya se mostraba ansioso por la inminente llegada de Turner y compañía. Bastante coreadas (y brincadas) cada una de las canciones poderosamente interpretadas por el combo sueco que cerró su breve presentación (sólo 10 canciones) con “Hate To Say I Told You So”, “I’m Alive” y “Tick Tick Boom”.

Fotos: Luis Avilés

Y ahora sí… Arctic Monkeys

Bajo advertencia no hubo engaño y en punto de las 20:45 horas los comandados por Alex Turner salieron a escena para alebrestar a un Foro Sol que para ese momento ya casi estaba completamente lleno. Mientras sonaba la inicial “Do I Wanna Know?” corrían a sus lugares quienes apenas ingresaban al recinto y los que creían que la banda iba a tomarse la media hora de retraso que acostumbran otros, momento perfecto para ir al baño o lo que sea. Pero cuál.

A diferencia de lo que dicen que ocurrió en el festival Pa’l Norte, en el Foro Sol no hubo momentos bajos. No por parte del público, porque la banda presentó lo mejor de su repertorio en casi dos horas de presentación en las que, como suele suceder, quedaron fueran varias de las rolitas que los fans quieren escuchar.

Foto: Luis Avilés

Aun así, ningún “pero” le pusieron al setlist que hizo saltar (literalmente) al inmueble. Quién sabe si lo registró Sky Alert, pero desde gradas fue notorio cómo se tambaleaba el Foro Sol al ritmo de “Brianstorm”, “Snap Out of It” y “Don’t Sit Down ‘Cause I’ve Moved Your Chair”… ya el primer momento de sacar los encendedores, digo, prender la lamparita del celular llegó con la ensoñadora “One Point Perspective”.

Todo un espectáculo: Arctic Monkeys en el escenario y el público desde sus lugares. De verdad la gente tenía ganas de divertirse y así lo mostró desde antes de la salida de los de Sheffield, Reino Unido. “¿Qué hacemos en lo que salen estos güeyes? Pos armamos la ola”. De izquierda a derecha y viceversa y en repetidas ocasiones. Y ya con la banda en el escenario… otra cosa: todo mundo cantando, chupando y brincando, mientras a Turner no se le movía ni un solo pelo de su muy peinada cabellera. Sobra decir que cada sonrisita o saludo en español era más que celebrado por las damas (y también por los caballeros, cómo fregados no).

Foto: Luis Avilés

Y también sobra decir que estos cuatro músicos ya están en otra onda. Sí, todavía prenden a la banda con canciones del Whatever People Say I Am, That’s What I’m Not (uta, puro desmadre con “I Bet You Look Good on the Dancefloor”)… pero ellos ya están en otra cosa. Dentro de lo mismo, pero más sofisticado. Así se pudo notar por la puesta en escena que tienen armada para este tour. No fueron producto del azar esos elegantes destellos que destacaban en la oscuridad, salidos del armazón dorado de las gafas de Turner cada que la cámara lo tomaba de perfil. Muy de película francesa esa imagen que en repetidas ocasiones salió en pantallas y que provocaba el griterío del respetable.

Foto: Luis Avilés

Pero bueno, en lo musical, ese refinamiento se notó en la interpretación de canciones de su último disco, principalmente. Al momento de tocar “One Point Perspective”, “Ultracheese” y “Four Out of Five”, la atmósfera cambiaba. Quizás esto fue más notorio cuando sonó la evocativa de Los Pasteles Verdes (en el mejor de los sentidos), “Tranquility Base Hotel + Casino”: una baladita ante la que no se sabe qué hacer (si bailar o seguir chupando) y en la que la saturada voz es finamente acompañada con delicados pero penetrantes bajeos y guitarrazos. De lo mejor de la noche.

Y así como The Hives, los Arctic presentaron un show muy parecido al que ofrecieron en Pa’l Norte. Con ligeros cambios en el setlist conformado por 21 canciones (igual que en Monterrey). Sólo un encore, que sirvió para cambiar la enorme cortina que decoró el escenario por el nombre de la banda (a medias, sólo decía “Monkeys”), que parpadeó al ritmo de las estruendosas guitarras con las que cerró la noche: “Arabella” y “R U Mine”… y vámonos. Gran show, a ver si no tenemos que esperar otros seis años para repetir.

Galería

Fotos: Luis Avilés

Setlist:

Do I Wanna Know?
Brianstorm
Snap Out Of It
Don’t Sit Down ‘Cause I’ve Moved Your Chair
One Point Perspective
I Bet You Look Good On The Dancefloor
Library Pictures
Knee Socks
The Ultracheese
Teddy Picker
Dancing Shoes
Why’d You Only Call Me When You’re High?
Cornerstone
505
Tranquility Base Hotel + Casino
Crying Lighting
Pretty Visitors
Four Out of Five

Encore:

Star Treatment
Arabella
R U Mine?