#EmergenciaNacional: "Melancolía de un cuarto de provincia", ellos son Peach Creeks Música

#EmergenciaNacional: “Melancolía de un cuarto de provincia”, ellos son Peach Creeks

Dicen que la generación millennial es la generación de la depresión… Habrá quienes se lo atañan a la manera en que nuestros padres nos criaron, diciéndonos lo especiales que éramos y de repente ¡PUM! realidad, o habrá otros -los mismos millennials- que le adjudiquen esto a una “serie de eventos desafortunados” de los que somos presa como que vivimos en la era digital que para bien y para mal nos ha sumergido en lo superfluo de las redes sociales, un futuro económico nada prometedor y trabajos de sueldos mediocres que no nos dejan salir del hoyo de las deudas. Pero, ¡hey! no todo es taaaaan triste. La otra cara de la moneda nos dice que también somos los más aventureros, los más vivos… Así que podríamos concluir que llevamos en nuestro cerebro el chip del mood happy-sad. Y ya sin ahondar en lo que puede estar bien o en lo que puede estar mal, siempre tendremos la música como aliada para cortarnos las venas con galletas de animalitos o al menos para sacarnos una sonrisa casi imperceptible. Para ello, queremos presentarte a Peach Creeks.

Esta banda, conformada por Marina (guitarra), Andrés (batería), Suri (voz/guitarra y pandero) y Ale (bajo), surge en los recovecos de San Luis Potosí. Ahí, usando el poder que les brinda la vía DIY (que más parece un movimiento de músicos independientes que una medida a la que se han visto orillados), esta agrupación ha llamado nuestra atención por pulir un estilo enganchador entre los matices del dreampop.

#EmergenciaNacional: "Melancolía de un cuarto de provincia", ellos son Peach Creeks

Cortesía

Sin haberse conocido a fondo antes de iniciar como Peach Creeks, el sonido de la banda parece haber surgido de manera natural. Así como cuando estás chismeando con tu mejor amigo en el bar y él/ella no necesita decir absolutamente nada para que comprendas de lo que te está hablando… pero ese no es el caso de los potosinos.

No éramos amigos, realmente. Pero un día le dije a Andrés ‘hay que armar algo’. Él conoció a Marina y luego conocimos a Suri y armamos la banda. Nos tardamos como unos 5 o 6 meses. Todo se fue dando. Desde un principio, desde cómo se formó la banda, así ha sido todo el proceso, dejamos que todo fluya. Eso es lo que nos ha llevado al sonido de la banda, comenta Ale.

El sonido de Peach Creeks nos envuelve en una atmósfera triste, nostálgica pero que abraza al corazón. Esto a través de loops de guitarra que acompañan los intros de sus canciones y que bailan al compás de la base de batería que destaca por el sonido de sus trastes. En primera instancia y leyendo nada más los nombres de sus rolas, uno se imaginaría que nos encontramos frente a una serie de historias cagadas que nos suceden día con día… y sí, hay algo de eso, pero en un tono más reflexivo.

“Son cosas cotidianas. Por ejemplo la de ‘Supermercado’, yo veía que a mi prima le gustaba mucho comprar y en algún momento pensé que compraba porque estaba triste y consumía demasiado como para no tener que pensar… pero luego me di cuenta de que solo compra porque le gusta“, dice entre risas Suri.

Recientemente Peach Creeks estrenó su primer LP bajo el título de Oraciones Varias, probablemente uno de los mejores materiales que pudieron haber escuchado en 2018 si es que no andaban jugándole al “ya ni conozco bandas nuevas porque me da hueva”. Este disco logra sacar lo mejor del estilo espontáneo de los potosinos, quienes aseguran que el corte que mejor logra englobar su concepto es XOXO, una rola poderosa de inicio a fin que a más de uno dejará encantado.

Si bien este es tan solo el primer paso para iniciar una carrera, los integrantes de Peach Creeks aseguran que esto tiene dos maneras de verse y es que efectivamente esto se ha convertido en su hobbie… pero también en su meta.

“¡Claro que somos algo serio! A veces lo hacemos porque nos gusta, no estamos presionados porque las cosas salgan rápido, pero sí nos queremos dedicar a esto. Le echamos ganas a todo. Lo vemos como un trabajo pero algo que nos gusta hacer”, dice Suri.

Así que, con las ganas y con un año nuevo por delante, Peach Creeks dice que está listo para darse a conocer en más lugares del país -y el mundo, claramente- y podrían comenzar con música nueva.

“Primero vamos a promocionar. Sí pensamos trabajar este año en cosas nuevas. Creo que lo que más nos gusta es inventar cosas. De repente en los ensayos hay improvisaciones pero no es para que salgan nuevas canciones, sino que también se vuelve un ejercicio, comentó Andrés.

Comenta con tu cuenta de Facebook