‘Everyday Life’: La identidad definitiva de Coldplay (hasta el momento)

En múltiples identidades, Coldplay nos ha enseñado su lado serio, divertido, ligero y densísimo, pero nadie puede negar que es una de las bandas más importantes de este siglo, desde que se presentaron al mundo con Parachutes (2000).

Chris Martin los ha liderado durante ocho trabajos de estudio, dándonos de todo: desde canciones para llorar en posición fetal (“Fix You”, “We Never Change”, “Us Against the World”) hasta canciones alegres que podemos dejar en repetición una y otra vez (“Viva La Vida”, “Adventure of a Lifetime”, “Charlie Brown”). No han faltado temáticas orientales, electrónica intensa y colaboraciones muy variadas.

Para Everyday Life, juntaron un equipazo de grabación y producción que se nota a cada segundo del álbum doble (16 canciones en total), con apoyo de gigantes como Jon Hopkins y Jacob Collier, los hijos del vocalista, Apple y Moses, e incluyeron un agradecimiento al exproductor de la banda, Brian Eno, a quien le dedican “BrokEn”, una canción gospel.

Everyday Life regresa a los momentos corales y explosivos que han usado desde Viva La Vida, y hay una influencia fuerte de Medio Oriente, a tal grado, que estrenaron el disco directo desde Jordania:

Cada disco se llama Sunset y Sunrise, dependiendo del balance que la banda quería lograr entre ambos, una clase de Yin-Yang en el humor que tiene cada lado. Por primera vez, Coldplay usa groserías en un disco (por ejemplo, al final de “Arabesque”), lo que ellos afirman es parte de la libertad creativa que ahora tienen, llegar a un nuevo nivel. Pueden consultar el arte y las letras oficiales por acá.

Los momentos íntimos siguen siendo lo más pegador de los ingleses, ya que canciones como “Daddy”, “Old Firends” o “Trouble In Town”, además de encontrar la mezcla ideal de piano, guitarra y la voz de Martin, nos llegan a sentimientos de melancolía y recuerdos, sin necesidad de beats o coros listos para un remix. Imaginen nada más a Martin cantando esta canción a sus hijos:

Lo electrónico sigue siendo un terreno difícil para escuchar a los londinenses, y nos sentimos desubicados en canciones como “Arabesque” u “Orphans”, lo más congruente con álbums como Mylo Xyloto (2011) y A Head Full of Dreams (2015), en los que se plasmó la incursión a temas que incluyen más elementos digitales.

Además, momentos como la homónima “Everyday Life”, transmiten buena vibra con los mensajes acerca de sobreponerse a las luchas diarias, pero abrazar lo cotidiano e intentar seguir bailando para celebrar que estamos vivos.

La carga constante de temas espirituales se refleja en “BrokEn” o “Church” de manera más clara, y es esta parte de fe en lo que nos rodea lo que rescata el álbum, a pesar de levantarnos diario a ver noticias que intenten llevarnos al lado pesimista.

Cuentan con intervenciones en español, francés, inglés y árabe, además de la paleta sonora completa de Coldplay, con todos los matices que les conocemos hasta ahora. Si tuviéramos que darle un disco a alguien que no conoce a Coldplay para darse una idea de qué es esta banda, debe ser este.

Recientemente, en entrevista para BBC, Martin declaró que este disco no saldrá de gira hasta que los conciertos sean ambientalmente benéficos y tengan un impacto positivo. Además, en los créditos del álbum, indican que una porción de las ganancias del álbum se donará a esfuerzos de reforestación. ¿Serán líderes en lo ecologista para otras bandas?

Tracklist

Sunrise:
01 Sunrise
02 Church
03 Trouble in Town
04 BrokEn
05 Daddy
06 WOTW / POTP
07 Arabesque
08 When I Need a Friend

Sunset:
01 Guns
02 Orphans
03 Èkó
04 Cry Cry Cry
05 Old Friends
06 بني آدم
07 Champion of the World
08 Everyday Life