Hacer esta nota no ha resultado ser una tarea fácil, y es que no nos dejarán mentir, esta edición del Corona Capital tuvo un cartel espectacular. Afortunadamente para todos los amantes de la música en vivo, lo más importante de todo, las presentaciones, fueron tan buenas o mejores de lo que jamás nos pudimos imaginar. Sin embargo, si le rascamos a profundidad y nos ponemos exigentes, por una u otra razón siempre hay algunas que destacan.

Ya sea por la música, lo que hicieron arriba del escenario nuestros artistas favoritos y la reacción de toda la fanaticada. En muchos casos, la combinación de los tres. Aquí les dejamos a nuestros elegidos… ¿Cómo ven la lista? ¡Agreguen al que crean que nos faltó y cuenten cómo se puso y lo que vivieron! Al final su opinión es la más importante.


Franz Ferdinand

Antes de que tocara The Strokes (el headliner de la noche), aún nos faltaba ver a otra de esas bandas que siempre da de qué hablar, Franz Ferdinand. Y es que vaya show el que dieron el sábado por la noche, desde que tomaron sus instrumentos y brevemente saludaron al público, Alex Kapranos y compañía nos dejaron claro que lo que estábamos a punto de vivir iba a ser épico. “No You Girls” empezó todo y de ahí todo fue un ir y venir de guitarrazos, para cuando sonó “Do You Want To” la gente ya estaba en pleno éxtasis, tanto así que se pusieron a saltar como si no hubiera un mañana.

Ya en la recta final no podía faltar “Take Me Out”, que nos dio un último momento para brincar y recordar la enorme banda que son en vivo, divertidos y ocurrentes, y que las ganas de rockear junto a ellos eran las mismas que demostraban sobre el escenario. Para muchos, Franz Ferdinand se llevó el primer día del festival, solo tenemos una última cosa que decir, hay muchas pruebas y ninguna duda. 

Foto: Stephania Carmona

Weezer

Aunque estuvo peleado ese momento, pues se empalmaban con Two Door Cinema Club, Weezer se subió al escenario Doritos para regalar uno de los mejores shows del festival. Y no lo decimos a la ligera, pues Rivers Cuomo y compañía se aventaron un set lleno de puros hitazos duros. Desde el inicio no se guardaron absolutamente nada, desde “Buddy Holly”, “Hash Pipe”, “Beverly Hills” hasta “Island In The Sun” sonaron, pero sin duda se llevaron las palmas cuando tocaron el cover de “Africa”, poniendo a todo el Corona Capital a cantar como si tuvieran a los mismísimos Toto enfrente.

Al final y aunque ya se había acabado su tiempo, Weezer regresó para darle otra dosis de guitarrazos al público (ojo aquí, Julian Casablancas), tocando una versión en coro de “Buddy Holly”, recordando a Nirvana con “Lithium” y cerrando con “Say It Ain’t So”. En este punto de su carrera, la banda se puede dar el lujo de divertirse en el escenario y coverear a quien se le pegue le gana, y es precisamente esa actitud que le contagiaron al festival por la que su show fue grandioso.

Foto: Alan Cortés

Polo & Pan

A pesar de que los franceses vienen con relativa frecuencia a tocar a nuestro país, cada presentación es como si fuera la primera vez. El dinamismo de sus sets y la creatividad con la que mezclan sus rolas es algo realmente impresionante. Esta presentación en el Corona Capital 2019 no fue la excepción.

Decir que fue el grupo que más prendió a toda la banda en los dos días de fiesta en los escenarios pequeños no es cosa fácil de decir, pero sería mentira no aceptarlo. Su sonido es algo realmente singular. Un verdadero goce para la mente y el cuerpo. Los que estuvieron ahí, los que han tenido el gusto por escucharlos en vivo y todos los que se satisfacen por escuchar sus canciones en sus reproductores, no nos dejarán mentir.

Con un set lleno de buena vibra y mucha pero mucha electrónica francesa dance tropical, mandaron a todos a un lugar universal, en el que sólo existía la música y el movimiento. Cada canción fue tan ovacionada como bailada. Tan cantada como disfrutada. Cada quien a su manera, cada quien con sus formas, pero todos unidos por la singularidad de Polo & Pan.

Foto por Alan Cortés

Keane

Emotivo, energético, cálido, impresionante. La verdad es que podríamos describir la presentación de Keane de tantas formas, que no sabemos cuál sería la más adecuada. Sin embargo, la única realidad es que Tom Chaplin y compañía fueron una de las pocas bandas que realmente lograron conectar con su público a otro nivel, a quienes les dejaron en claro que los aman tanto como ellos lo hacen.

Acompañados de burbujas de jabón (en serio), banderas de México que sirvieron como capa y un setlist con rolas que se cantaron a todo pulmón, tales como “Phases”, “Everybody’s Changing”, “Spiralling”, “Nothing in My Way”, “Somewhere Only We Know”, entre otras, Keane dio una de las presentaciones más espectaculares del Corona Capita 2019l, una en la que la banda y los fans se convirtieron en uno mismo y en donde el grupo inglés recordó la importancia que tienen los seguidores para los artistas, sobre todo cuando son tan incondicionales como los de ellos.

Foto: Stephania Carmona

Nick Murphy

El productor australiano demostró una vez más la calidad de su sonido y de su show. No pudo haber mejor presentación para cerrar el primer día fiestero del Corona Capital. A pesar de que a pocos minutos de su presentación la carpa Levi’s se encontraba medio vacía, solo era cuestión de tiempo para que las piernas de cientos de personas encontraran su rumbo natural y llegaran para escuchar un set alucinante.

Combinando a la perfección un set electrónico liderado por Chet Faker con su nueva faceta llamada por su nombre, todos los fanáticos de Nicholas Murphy vivieron una mezcla de sonidos psicodélicos que como una marea en día de tormenta tocaron lugares rock, funk, electro y post rock. Cada canción era más ovacionada que la anterior pero mucho menos que la siguiente. Así fue como se vivió la segunda presentación de Chet Faker y la primera de Nick Murphy.

Foto: OCESA / José Jorge Carreón

Miami Horror

El quinteto de Melbourne, Australia, se armó un panchangón hecho y derecho. Su electropop se coló en cada par de oídos que que se dieron cita para verlos raspar sus guitarras y bajos al ritmo de buenos sintetizadores y una batería bien dance.

No solamente entraron a la lista por sus grandiosas rolas disfrutadas por la gente, la energía que le metieron arriba del escenario estuvo a tope. Tan alto como cuando en un momento Josh Moriarty se trepó el escenario para bailar a al mismo nivel que el ambiente que pusieron. Esos detalles son los que se quedan en la memoria de los fans. Esos momentos y todo ese gusto por la buena música y el buen baile entre amigos.

Foto por Stephania Carmona

Travis

Otro de los consentidos en México es Travis, no importa cuantas veces vengan, amamos verlos en vivo. Esta vez los escoceses vinieron únicamente para dar un emotivo recorrido por su discografía, que la verdad se agradece. Sin más que sus instrumentos y confiando en el poder de su rolas, la banda tomó el escenario Corona Light y lo hizo completamente suyo. Fue tanta buena vibra y ambiente que había durante su presentación que Fran Healy buscó cualquier cachito entre canción y canción para decir cuanto amaba a nuestro país. 

En una hora sonaron hits nostálgicos como “Side”, “Why Does it Always Rain On Me?”, “Closer”, “Flowers In The Window” y más, aunque el momento más´épico de su presentación fue mientras tocaban “Sing”, con todos cantando (vaya la redundancia) junto a ellos. Ya entrados en confianza, el vocalista le pidió al público que brincara al ritmo de la rola y patitas pa que las quiero. Muy pocas veces se siente una conexión entre una banda y los fans, pero en esta ocasión Travis nos dejó claro con su presentación que el cariño que existe es totalmente mutuo. 

Foto: Stephania Carmona

Two Door Cinema Club

Wow, definitivamente Alex Trimble, Sam Halliday y Kevin Baird han crecido y no han sido en vano. Con una estética muy diferente y siendo una de las bandas más esperadas del primer día, Two Door Cinema Club llegó para deleitar a sus fans con algunas canciones de su más reciente disco, False Alarm, además de interpretar otros éxitos que han cosechado en más de sus 12 años de trayectoria musical.

Conscientes de que su base de fans en nuestro país es amplia y dejando de lado el hecho de que la zona preferencial que estaban delante del escenario no estaba tan llena como se esperaba, Alex y compañía dieron un repaso breve pero muy emocionante a través de sus cuatro discos de estudio, algo que los fans agradecieron cuando escucharon canciones como “Next Year”, “Something Good Can Work” –que encendió casi al final de su set–, “Lavender” y “Dirty Air”, los cuales fueron acompañados de luces y visuales de colores rojos y azules, principalmente.

Foto: Stephania Carmona

Inhaler

La banda irlandesa liderada por Elijah Hewson (quien resulta ser nada más y nada menos que el hijo de Bono), fue una de las bandas de apertura que causaron la mejor impresión durante el Corona Capital. No sólo porque llenaron el escenario Doritos a tempranas horas de la tarde, sino por el hecho de que con apenas un EP publicado ya han logrado reunir una cantidad considerable de personas que corean sus rolas en cualquier lugar donde se presentan.

Ya fuera por la incertidumbre de ver si el joven Elijah heredó el talento de su padre (algo que ya nos quedó claro que sí es así), o porque la gente ya gusta de su música con vibras ochenteras y que suenan a los inicios de U2 por momentos, Inhaler se convirtió en una de esas bandas joya que pudimos apreciar en la décima edición del Corona Capital. Es más, no nos sorprendería que en unos cuantos años, cuando llenen grandes foros en México y en el mundo, muchos digan cosas como “aún recuerdo cuando tocaron por primera vez en el Corona Capital”.

Foto: Stephania Carmona

Blossoms

Otro de los debuts triunfales que vimos este año en el Corona Capital fue el de Blossoms, quienes después de varios años de espera y rumores sobre sus posibles llegadas, por fin pisaron suelo mexicano. Un recibimiento que estuvo lleno de flores, muchos gritos y hasta de una canción que le dedicaron a un fan, quien con un cartel le pidió a la agrupación de Tom Ogden que la tocaran.

Aunque nos hubiera gustado tener a Blossoms un poquito más de tiempo sobre el escenario (nomás fueron 40 minutos), Tom y compañía nos regalaron algunos de sus éxitos más conocidos como “At Most a Kiss”, “I Can’t Stand It”, “Honey Sweet”, “Blown Rose” y “Charlemagne”, en un set que estuvo acompañado de un excelente clima (nubladito y sin sol), además de una calidez impresionante por parte de la banda inglesa, la cual seguramente regresará pronto al país.

Foto: Stephania Carmona


Acá nuestra videomemoria para revivir el Corona Capital 2019