Por años, Neil Young se la ha pasado tirándole con todo al gobierno de Estados Unidos (especialmente al señor Donald Trump), aunque todo el mundo siempre ha pensado que es gringo. Lamentablemente tenemos que decirle a los despistados que el músico de folk es originario de Toronto, Ontario, en la bella Canadá. A pesar de eso, lleva algún tiempo buscando la ciudadanía del ‘vecino del norte’. 

Y ustedes se preguntarán, ¿por qué si es canadiense quiere ser oficialmente uno de los sobrinos del tío Sam? Bueno, la respuesta es más sencilla de lo que parece. Neil Young desea tener doble nacionalidad para así tener la oportunidad de votar en las próximas elecciones en Estados Unidos y así contribuir con su granito de arena con la sociedad.

Neil-Young-1

Foto: Getty Images

Hasta aquí todo está perfecto, pero tenemos que contarles una mala noticia ya que esta semana el gobierno norteamericano le negó rotundamente obtener la ciudadanía. Apenas hace unos días, Young le dijo a Los Angeles Times que quería tener una voz democrática en el país en el que ha pasado la mayor parte de su vida, además de mencionar que paga impuestos y toda su familia vive en los Estados Unidos.

“Sigo siendo canadiense; no hay nada que me lo pueda quitar. Pero yo vivo aquí abajo; pago impuestos aquí, mi hermosa familia está toda aquí abajo, todos son americanos, así que quiero dejar constancia de mi opinión”, dijo Neil. Pero ahora nos ha dejado con el ojo cuadrado ya que en una reciente publicación en su blog personal ha dicho que probablemente han estado retrasando el proceso por su abierto uso de la marihuana. 

A pesar de que aprobó un examen que le hicieron previamente y de que ya le habían dado fecha para ir a hacer su juramento. Neil Young dijo que esta situación era porque le estaban reprochando usar la hierbita vaciladora: “me han dicho que debo hacer otra prueba debido a mi uso de marihuana y cómo algunas personas que la fuman han mostrado un problema”. 

Young concluyó diciendo (y burlándose un poquito del Mr. President) que en la respuesta que recibió le escribieron lo siguiente: “Un solicitante que está involucrado en ciertas actividades relacionadas con la marihuana puede carecer de GMC (Good Moral Character o buen carácter moral). Sinceramente espero haber demostrado un buen carácter moral y ser capaz de votar a mi conciencia sobre Donald J. Trump y sus compañeros candidatos estadounidenses”. 

Ni modo, el buen Neil Young tendrá que esperar un rato para poder votar en los Estados Unidos y así hacer valer sus derechos, mientras puede seguir reclamándole al señor Trump y a su administración como lo ha hecho desde hace casi cuatro años.