Todo el mundo conoce a Nirvana por muchas razones, ya sea por rolones que compusieron como “Smells Like Teen Spirit”, la vida de su líder, Kurt Cobain o por el enorme papel que desempeñaron en el movimiento grunge de los 90. En los últimos años parece que las nuevas generaciones conocen a los de Seattle por su merch, para ser más específicos nos referimos al logo amarillo con la carita sonriente. 

Desde que Nirvana sacó una playera con ese extraña figura, muchas personas han asociado su música con esa imagen. Aunque es muy parecida a la smiley face que todos hemos visto desde hace años, la banda se las arregló para conseguir registrar ese diseño a su nombre. Así que eso les da el derecho de ponerlo y comercializarlo a su antojo.

En diciembre del año pasado, la banda demandó a Marc Jacobs por presuntamente plagiar el diseño de Nirvana y estamparlo en una camiseta. Y es que la verdad es muuuy similar, solamente le cambió el nombre, alteró un poco la sonrisa y los ojos para hacer que ‘no fuera igualita’. Por supuesto que el diseñador estadounidense no se iba a quedar con las manos cruzadas, así que ahora intentará contrarrestar a los alegatos iniciales de la banda.

De acuerdo con The Hollywood Reporter, Jacobs está planeando argumentar que la historia de la ‘carita sonriente’ es inconsistente y que no hay pruebas claras de que haya sido Kurt Cobain quien lo creó. Los abogados del diseñador le cuestionaron a los miembros restantes de Nirvana, Dave Grohl y Kirst Novoselic sobre el origen del logotipo aunque ambos aseguraron que no sabían quién lo había creado. 

A continuación les dejamos una imagen comparativa de ambos diseños, para que saquen sus propias conclusiones:

Foto: Consequence of Sound

Al parecer, este argumento podría beneficiarle a Jacobs pues podría invalidar completamente el derecho de Nirvana al logotipo de la sonrisa. Según la misma fuente, en los documentos con los que los abogados de Marc intenta sacarlo de todo este rollo legal se lee lo siguiente:

“La aparente ausencia de cualquier persona viva que conozca de primera mano la creación de la obra supuestamente protegida por derechos de autor en cuestión, junto con otras muchas deficiencias en el Registro que es la base de la demanda de infracción de Nirvana, son algunos factores que nos llevaron a contrademandar”. 

Con este argumento, todo indica Nirvana no se podrá librar tan fácil de este problemón. Ahora sólo queda esperar a que la ley estadounidense defina la situación del logo para ver si la demanda contra Marc Jacobs procede o se queda detenida.