Hace tres días, el señor Liam Gallagher se postuló solito como Primer Ministro del Reino Unido; si, así como lo leen. Pero esta declaración no fue lo que nos dejó con la boca abierta –porque vamos, quién no querría tener como líder a alguien tan cool como él–, lo más sorprendente de todo fue que, como buen político hizo sus promesas de campaña y dijo que convertiría en ley la tan anhelada reunión de Oasis para que nadie se pudiera escapar. Quizá no andaba en sus cinco sentidos, o lo dijo bajita la mano, pero esto emocionó a todos sus seguidores.

En un capítulo más en la telenovela de los hermanos Gallagher; el mayor de los dos, Noel, ya salió a contestar lo que dijo su hermanito pequeño a cerca de la reunión de la banda de Manchester y, podemos decirles que sin son fans esto les romperá el corazón. Resulta que en una columna escrita para la revista WIRED, Noel Gallagher rompió todas nuestras esperanzas con unas palabras muy muy gachas, tal cuál dijo: Si quieren escuchar canciones viejas de Oasis, las está tocando por ahí un hombre gordo con una parka en algún lugar, ya sabes, con pantalones cortos. No tengo ningún deseo de volver a involucrarme con Oasis”. 

Y por supuesto que Liam no se iba a quedar callado. Cuando se enteró de la respuesta de su hermano –como toda persona millenial ardida– agarró su cuenta de Twitter para darle duro y tendido. Un fan le preguntó como se sentía al respecto y el se limitó a decir “estoy muy molesto”Pobrecito, otra vez lo batearon y feo. Y como no, si después él es el único que se ha atrevido a poner en la mesa el reencuentro de una de las bandas más importantes de los 90.

Los dos hermanos acaban de estrenar música en solitario: Noel sacó la semana pasada un EP junto con The High Flying Birds y Liam estrenó su propio documental, As It Was, y anunció su segundo disco en solitario junto con el primer sencillo. Esperemos que un día estos dos dejen sus pleitos de niños chiquitos por la paz, y le dan a la humanidad el reencuentro que por años han pedido. Señores Gallagher, don’t look back in anger, i heard you say.