Taylor Swift usa reconocimiento facial en sus conciertos para alejar a los acosadores Música

Taylor Swift usa reconocimiento facial en sus conciertos para alejar a los acosadores

Taylor Swift usa reconocimiento facial en sus conciertos para alejar a los acosadores y esto ha abierto un gran debate sobre la protección de datos en E.U.

Nos guste o no, Taylor Swift se ha convertido en una de las artistas más reconocidas de la industria musical de los últimos años, algo que si bien le ha ayudado a fortalecer su fama y fortuna, también le ha causado ciertos problemas con los fans y paparazzis, pues ya no puede salir tranquilamente sin que alguien la siga a todos lados. Aunque Swift ha adaptado medidas algo ridículas para combatir eso (como la de viajar en una maleta para evitar que la vean), la cantante también ha recurrido a la tecnología para tener a sus acosadores lejos de ella. Por ejemplo, el reconocimiento facial en sus concierto. WTF?

Según un reporte publicado por la revista Rolling Stone, el equipo de la cantante instaló unas pantallas en las que se proyectaron algunos clips con los ensayos de Taylor Swift, esto en un quiosco que se encontraba dentro de su show del Rose Bowl el pasado 18 de mayo. Sin embargo, lo que nadie sabía era que esta pantalla contenía una cámara de reconocimiento facial dentro, la cual tomaba fotos de todo aquel que se acercaba a ver los videos que se proyectaban. Posteriormente las imágenes fueron transferidas a un “puesto de mando” de Nashville, donde se compararon con una base de datos donde se encuentran cientos de conocidos acosadores de la estrella pop, esto con el fin de evitar que asistan a sus shows o bien, tenerlos bien checaditos para que no vayan a cometer alguna estupidez.


Si bien es comprensible que Taylor recurra a este tipo de acciones para cuidar su integridad -es bien sabido que en ocasiones anteriores ha tenido problemas con acosadores y algunos ya hasta tienen orden de restricción-, este tema ha abierto un gran debate sobre la seguridad e integridad que tienen los asistentes de los conciertos de Taylor Swift, pues aunque ahora varios saben que fueron captados infraganti, nadie sabe a ciencia cierta cuánto tiempo el equipo de Swift mantiene esa información fotográfica ni mucho menos quien controla o regula su uso.

¿Ustedes qué opinan? ¿Es esta una medida descabellada o comprensible?

Comenta con tu cuenta de Facebook

Top Relacionadas
:)