Y por cada batalla que se gana, se pierde otra…

Es probable que en algún punto de tu vida hayas utilizado la función de copiar (o “ripear”, ugh) un CD a tu disco duro a través de un media player como iTunes. Esto se vio mucho en la década anterior cuando la gente convertía una parte, o toda su colección de discos compactos, en MP3. La copia del formato físico a archivos digitales se percibía como algo perfectamente normal y, más importante aún, legal… pero ese no era, ni es el caso, en todos los países del mundo. Como en el Reino Unido.

Uno pensaría que en el Reino Unido ya habría más avances jurídicos en la transición hacia una era digital más liberal, y por unos meses las cosas habían marchado en ese sentido. A finales del año pasado, el gobierno británico aprobó una ley que permitía la copia con fines de uso personal, poniendo fin a la cacería de brujas emprendida por los grandes conglomerados de la industria de las telecomunicaciones. Bajo esta nueva ley, ningún grupo o individuo podría ser sancionado por el simple acto de importar su disco de Radiohead a su librería de iTunes.

Sin embargo, el gusto no le duró mucho tiempo a nuestros amigos británicos. Un Tribunal Supremo de Su Majestad emitió un fallo a favor de las empresas que exigieron que se revirtiera la nueva ley, por lo que copiar tus discos a tu compu vuelve a ser un acto ilegal en territorio británico. ¿Qué significa esto para Apple que básicamente promueve que sus usuarios importen los tracks de cada CD que escuchan en iTunes? En efecto, la Gran Manzana está alentando a sus usuarios a cometer un CRIMEN en los ojos de las autoridades del Reino Unido.

Dicha acción reaccionaria de parte de la Corte no solo afecta a Apple y a todo aquel que usa iTunes, sino también implica una sanción a toda persona que haga una copia digital de cualquier contenido (sujeto a las leyes de propiedad intelectual) sin el permiso explícito del autor. Por ejemplo, si por alguna razón pierdes toda las películas o los discos que tenías guardados en tu disco duro, no vas a tener otra opción más que descargar ese material de nuevo, ya que ahora es ilegal hacer un backup de todos tus archivos.

Crucemos los dedos para que otros países *coffcoffMéxico* no sigan el retrógrada ejemplo del Reino Unido.

Via

Daily Mail.