WTF! Father John Misty “asume responsabilidad” por robarse una rosa de cuarzo

Además de ser un gran músico, Father John Misty también es un hombre bastante extraño, y es que en el pasado, Joshua Michael Tillman tuvo una infancia muy ligada al cristianismo, incluso estudió para convertirse en predicador y en su familia no se hablaba de otra cosa que no fuera la religión, pero a parte de eso, continuamente ofrece declaraciones y actitudes muy raras, como la que les presentaremos a continuación.

Además de ser un gran músico, Father John Misty también es un hombre bastante extraño, y es que en el pasado, Joshua Michael Tillman tuvo una infancia muy ligada al cristianismo, incluso estudió para convertirse en predicador y en su familia no se hablaba de otra cosa que no fuera la religión, pero a parte de eso, continuamente ofrece declaraciones y actitudes muy raras, como la que les presentaremos a continuación.

Resulta que hace una semana, un bar de jugos (sí, al parecer eso existe) llamado Moon Juice, pidió a través de Instagram, que les devolvieran una rosa de cuarzo que alguien tomó de su tienda ubicada en Silverlake, Los Angeles. Dos días después y por la misma vía, Father John Misty subió una foto a Instagram con una captura de pantalla de la imagen original de Moon Juice, asegurando que “asumía la responsabilidad” de este acto, para después aventarse un súper choro mareador acerca del capitalismo.

“Ha habido, como es comprensible, una protesta que no es insignificante en relación con el presunto ‘robo’ de la rosa de cristal de cuarzo de la tienda de Echo Park de Moon Juice“, escribió. “Para afirmar que ‘algo ha sido robado’ es en sí mismo, una aprobación tácita de los valores capitalistas que mezclan los súper alimentos y las tiendas con productos locales, que irónicamente, están en oposición directa. El universo, que sin embargo es posible definir como ella, trajo este cristal en mi vida en lo que sólo puede ser descrito como un ‘momento de giro’.”

giphy

Al igual que ustedes, nosotros no entendimos nada, pero el punto es que Misty dijo básicamente que era budista y que ese cuarzo fue un regalo de la vida que llegó a sus bolsillos y que no piensa regresar, y después comenzó a burlarse del hecho al subir en su Twitter un falso screenshot de una supuesta nota del Huffington Post que decía que habían levantado cargos en su contra, y uno más con la portada, esta si real, de la revista People asegurando que Misty y Gwyneth Paltrow fueron vistos juntos en la tienda antes de que se denunciara este acto. Al final, ya no entendimos si se lo robó, si está jugando con nuestras mentes o que diablos, pero le dejamos su kilométrico post y sus mencionados tuits de este Father John Misty que es todo un loquillo. 

There’s been, understandably, a not insignificant outcry regarding the alleged “theft” of the rose Quartz crystal from the Echo Park Moon Juice™, pictured above. I am here to claim responsibility, though I do not condone the rhetoric employed in Moon Juice’s post. To claim that “something has been ‘stolen'” is in tself a tacit endorsement of the capitalist values that blended superfoods and locally sourced produce stands, ironically, in direct opposition to. The universe, however you may define her, brought this crystal into my life at what can only be described as a “pivot moment”. As my (again without trying to be didactic in my terminology) Saturn returned within the last year I found myself unsatisfied with a culture at large that insists on attributing rigid, currency based value to objects (I do not mean in a pejorative sense) that are naturally occurring and can be procured freely at any number of energy-central dispensaries located nearly anywhere within the well-defined boundaries of globalization. While I empathize with your loss I do believe that there is a larger lesson to be gleaned from this experience: namely that material goods, no matter how sacred, WILL come and go from your life. As a practicing Buddhist I can only advise you to try and remember the crystal is only random phenomena, and if it HAPPENS to find its way into my pocket, and that pocket HAPPENS to leave your store, creating some ownership/theft/possession narrative will only cause you more pain – as you will be attempting to find significance where there is none. Also your smoothies are inconsistent to say the least but largely impossible to steal so that is an injustice that I must face, and I accept with an open heart knowing that each watery gulp is an invaluable teaching moment. 🙏🏻 @moonjuiceshop

Una foto publicada por Father John Misty (@fatherjohnmisty) el

Foto: Getty Images

Comenta con tu cuenta de Facebook

Top Relacionadas
:)