Cuando uno pensaba que no podíamos tener algo peor que zombies rondando por ahí, empiezan las graduaciones post mortem, pues al parecer el hijo del exlíder sindical  Valdemar Gutiérrez Fragoso, después de muerto recibe una pensión de 20 mil pesos y además con la categoría de médico familiar.

El Universal sacó el día de hoy la noticia, se trata de Ariel Gutiérrez Botello, el cual, en vida, trabajó como auxiliar de oficina para el instituto, pero ahora, cuatro años después de su muerte, recibe una pensión de 20 mil pesos y como médico (yo por eso no estudié medicina, si uno se debe morir para recibirse como médico, mejor paso).

La denuncia fue hecha por la Coordinadora Nacional en Defensa de los Derechos Humanos de los Trabajadores Activos y Jubilados del Seguro Social (¡qué nombre más grandote!):

«Después de su defunción, esa pensión de 20 mil pesos mensuales se sigue cobrando, suma elevada si se considera que en su primer puesto, se registra un sueldo mensual base de 2 mil 641 pesos. [Esta] situación, […] al igual que otros beneficios de la familia Valdemar, son tolerados por el actual dirigente del sindicato, Manuel Vallejo»

  El líder del Sindicato Nacional de Trabajadores del Seguro Social, Manuel Vallejo, dijo que no diría nada al respecto.

El IMSS expresó:

«Conforme a los artículos 4, 5 y 14 del Régimen de Jubilaciones y Pensiones del Contrato Colectivo de Trabajo vigente, la Comisión Nacional Mixta de Jubilaciones y Pensiones, resolvió, de acuerdo con la Ley, otorgar una pensión de 3 mil nueve pesos con 69 centavos mensuales a favor de Leticia Botello Amante, madre del finado»

Naturalmente la señora (esposa del exlíder sindical) también ha trabajado en el IMSS.

(Éste es el papá)

Valdemar gutierrez fragoso

A pesar de que la pensión es de 3 mil pesos, el IMSS está pagando 20 mil. Al igual que el caso del sindicato del Metro, éste señor metió a toda su familia a esta institución, muchos de ellos saltaron de puestos como el de intendencia a otros con sueldos equivalentes a jefaturas.

La Coordinadora explica que, además, esta familia cuenta con la protección del actual líder sindical.

El hijo del exlíder sindical sólo había cursado dos semestres de Turismo en una universidad privada, y mágicamente ya tiene la categoría de médico. Además, según la Coordinadora, el joven fue detenido en el 2009 en el aeropuerto de Barajas (España) por tratar de introducir cápsulas con cocaína, las cuales llevaba en el estómago. Argumentó en ese entonces que era empleado del IMSS y que iba en comisión sindical. Fue recluido en Soto Real y después lo extraditaron a México.

Pues a ver si el actual líder sindical ya da la cara y nos explica cómo sucedió tan «curioso» evento sobrenatural.

 

***Vía EL Universal

Comentarios

Comenta con tu cuenta de Facebook