Un nuevo caso de abusos sexuales ha cimbrado a Estados Unidos. Esta vez se trata de la Convención Bautista del Sur, de la que cuentos de trabajadores han sido acusados de “comportamiento sexual inadecuado”, en los últimos 20 años, de acuerdo con una investigación realizada por el San Antonio Express-News y el Houston Chronicle, medios que reportaron más de 700 víctimas de los trabajadores de la Convención, desde 1998.

¿De qué se trata esta historia? El año pasado nos enteramos acerca del informe de la Suprema Corte de Pensilvania, sobre los casos de abuso sexual por parte de 300 curas contra menores de edad. Sin embargo, en este caso hablamos de cerca de 380 líderes de la Iglesia Bautista del Sur —los abusos fueron en contra de menores de edad y adultos—.

Ahora, en el informe de estos diarios texanos, se señala que alrededor de 220 personas entre ellas ministros, profesores de las escuelas bautistas, voluntarios y pastores han sido declarados culpables o… en busca de obtener un condena menor, los señalados se han declarado culpables. Mientras otros cien permanecen en prisión. Sin embargo, hay decenas de casos pendientes por los delitos sexuales.

Una manera de ocultar el crimen

Una de las cosas que ha causado ruido en este caso es que algunos integrantes de la Convención Bautista del Sur han sido acusados por intentar ocultar los casos o las denuncias en sus iglesias —todo por encima de la protección a las víctimas—.

Por ejemplo, en 2008 una víctima pidió a los líderes de la Convención que le dieran seguimiento a las denuncias y a los abusadores que laboraban dentro de la iglesia… Sin embargo, el Comité Ejecutivo de la Convención dijo “NO” —y por ende, siguió la repetición de los casos—, entre el rechazo a las investigaciones y el ocultamiento de las historias de abuso.

La reacción

Ante las denuncias y la investigación periodística, August Boto, presidente interino del Comité de la Convención, sólo atinó a expresar su dolor por los casos revelados y los calificó como “maldad pura”, expresó su apoyo a las víctimas… y hasta ahí quedó, con un llamado para arrepentirse de los pecados.

Este es el primer caso de abusos que se da a conocer en Estados Unidos, claro en la iglesia Bautista, en este 2019. Como mencionamos, la Iglesia católica —el Vaticano— enfrentó sus casos y denuncias, con el informe de la Corte Suprema de Pensilvania y la investigación jurídica… Si te interesa la investigación completa, puedes leerla en “20 years, 700 victims: Southern Baptis sexual abuse as leaders resist reforms”.

**Foto de portada: shutterstock.com