Horas después de su detención en Palma de Mallorca, el dueño de Altos Hornos de México, Alonso Ancira, ingresó a una prisión española. Y bueno, la imagen es una de ésas que muchos pensaron que no verían nunca.

De acuerdo con El Universal, Ancira ya está guardado en una cárcel de España… aunque de manera provisional. Fue el titular del Juzgado Central de Instrucción número 1 de la Audiencia Nacional, Santiago Pedraz, el encargado de ordenar la prisión preventiva contra el presidente del consejo que administra la empresa Altos Hornos de México (AHMSA).

En videoconferencia, Ancira se negó a ser extraditado a México, además de exigir su inmediata liberación. Debido a esto, el juez indicó que el empresario habrá de permanecer en prisión, en lo que las autoridades mexicanas realizan los trámites para traerlo a nuestro país, en donde (supuestamente) ya se le espera para ajustar cuentas.

Ahora viene lo bueno… ya que no sólo era cuestión de aprehender a Ancira. Corre el tiempo y se tendrán 40 días para formalizar la solicitad de extradición, para lo cual las autoridades deberán entregar documentos que avalen que el empresario cometió ilícitos por los que debe responder en México.

Apenas este martes, la Unidad de Inteligencia Financiera a cargo de Santiago Nieto informó que fueron congeladas las cuentas de Altos Hornos de México. Un día después (o sea, ayer), se difundió que Alonso Ancira contaba ya con una orden de aprehensión… minutos después, cuando aún todo estaba en calidad de “rumor”, se confirmó no sólo la orden, sino la detención del empresario. Esto en Palma de Mallorca, España.

Parece que el mismo camino de Ancira será el de Emilio Lozoya (los dos por presuntamente haber estado involucrados en las transas de Odebrecht): ambos con sus cuentas congeladas, con orden de aprehensión… aunque el de AHMSA ya se adelantó y ya está en prisión.

Para evitar este último paso, el exdirector de Pemex ya interpuso un amparo, con el cual no sólo se previene de cualquier detención, sino que exige que se le aclare cuáles son los delitos que se le imputan. De acuerdo con el abogado de Lozoya, las autoridades ni siquiera les avisaron del bloqueo de cuentas… y mucho menos de la orden de aprehensión.