Si antes era culpa del “efecto cucaracha”, ahora Mancera justifica el incremento de la delincuencia en la Ciudad de México con un nuevo fenómeno al que todavía no le ponemos nombre. Pero bueno, en lo que se nos ocurre cómo bautizarlo, se los explicamos.

Resulta que el jefe del gobierno capitalino señala que el aumento de asaltos en la calle, asesinatos, robos (en casa/transporte público/ de besos /en negocios/, etcétera) y demás delitos que se les vengan a la cabeza o de los que ustedes hayan sido víctimas, no es resultado de la descomposición social, sino del Nuevo Sistema de Justicia Penal… y contra él, ni con silbatitos se puede.

Bueno, hay un incremento (en la inseguridad) que obedece a que tenemos muchas más personas que antes estaban en prisión, ese es un factor que se tiene que analizar, pero es un factor nacional”, cita Reforma a Mancera.

¿Pues qué no con ese nuevo sistema  (y el principio de presunción de inocencia) ya nomás estarían encerrados los verdaderos delincuentes? ¿Y si salieron, qué les enseñaron en el bote? Pues seguramente no alfarería, pero eso es otro asunto. Para Mancera el hecho de que con el actual sistema penitenciario haya más presuntos delincuentes en libertad, es causante directo del alza de delitos en el antes llamado Distrito Federal.

Reconociendo que, en efecto, más capitalinos son víctimas de delitos –esto de su conocimiento gracias a datos de la propia Dirección de Política y Estadística Criminal de la Procuraduría de Justicia– Mancera lamentó que anteriormente había en el tambo 42 mil personas; sin embargo, con las nuevas disposiciones, ya sólo restan 30 mil. Alrededor de 12 mil sujetos que estaban en prisión preventiva o en prisión, ahora ya están libres para continuar delinquiendo.

Sin decir si se hará algo al respecto… como apoyar a la Policía para que pueda hacer detenciones más efectivas y, así, se tengan elementos para que los delincuentes no puedan salir de prisión o, quizás, echar ojo en los reclusorios capitalinos para que los que salgan nunca en su vida quieran  volver, Mancera se limitó a señalar que se trabajará “con más fuerza” e invitó a quienes realicen denuncias a darles continuidad.

El nuevo Sistema de Justicia Penal se comenzó a aplicar en junio de 2016. De acuerdo con los datos de la Procuraduría local más de 10 tipos de robo tuvieron un aumento en los primeros meses de este 2017, esto con respecto a los mismos meses del año pasado.