Cuando el INAI le pidió a la Oficina de Presidencia que entregara una copia certificada de la carta de no reelección que firmó el pejidente —hace ya varios meses—, los muchachos de AMLO declararon que ese documento era ‘inexistente’… ya se imaginarán cómo ardió Troya. Este miércoles, el mandatario presentó el mentado papelito y prometió que lo irá a certificar.

Mientras presentaba el escurridizo documento, AMLO aprovechó la oportunidad para aclarar, una vez más, que no tiene intenciones de reelegirse en 2024.

“Quiero aprovechar también porque estos conservadores que creen que somos como ellos están diciendo que no quiero certificar la firma del documento que di a conocer comprometiéndome a la no reelección. Pues aquí está el documento y hoy voy a certificarlo, lo que les pido a los opositores es que aprueben la iniciativa de revocación del mandato”, mencionó el presidente en su conferencia matutina.

La carta está en internet —la pueden checar completita AQUÍ y AMLO la firmó en público el pasado 19 de marzo, pero la cosa se puso extraña: a pesar de las miles de copias digitales, la Oficina de Presidencia dijo que no encontraba el documento, con todo y una “búsqueda exhaustiva”. Chance se les traspapeló en su mudanza a Palacio Nacional.

amlo-firma-revocacion-mandato

AMLO firmando la carta de revocación de mandato en marzo pasado // Foto: Especial

Al final del día, AMLO utilizó el momento para tirarle otro tamalazo a la prensa que reportó sus fallas, cuando los regañados debieron haber sido sus archivistas.

“Esto (la carta) lo di a conocer en marzo, el 19, pero ahora el periódico de los conservadores, entre otros, el Reforma, está diciendo que me estoy retractando. Mañana vamos a pedirle a un notario publico para que yo firme que no soy partidario de la reelección, no creo en eso. Para que no quede ninguna duda. Y así vamos a estarle saliendo al paso a todas las campañas de difamación y calumnias”, dijo el presidente.

Entre que son peras y son manzanas y los trabajadores de la Oficina de Presidencia se ponen a acomodar los papelitos en donde van —no vayan a meterlos con los de Porfirio Díaz—, la carta que firmó AMLO sigue siendo la mismita.

“Reafirmo que no estoy de acuerdo con la reelección y que nunca, en ninguna circunstancia, intentaría perpetuarme en el cargo”, dice el punto cinco de la carta presentada en marzo pasado.