Después de 59 años desaparecidos, el día de ayer por la noche fueron rescatados los cuerpos de tres alpinistas momificados en el Pico de Orizaba. Los trabajos de rescate fueron llevados a cabo por los cuerpos de Alta Montaña de la Sedena, además de alpinistas profesionales expertos en la zona.

Los cuerpos rescatados son de Enrique García Moreno de 24 años, Juan Espinoza de 18, y Manuel Campos de 40 años.

Luis Espinoza, actualmente con 81 años, fue uno de los sobrevivientes de la avalancha que mató a sus amigos hace más de 50 años, quien además ha financiado expediciones para poder encontrar los cuerpos.

Él ayudó al reconocimiento de los cuerpos por la ropa que traían puesta, sin embargo aún faltan las pruebas de ADN para confirmar la información.

Una avalancha  

El accidente ocurrió el 2 de noviembre de 1959, cuando seis alpinistas intentaban llegar a la cima del Pico de Orizaba y fueron sorprendidos por una avalancha a 5 mil 200 metros de altura.

Cuatro de ellos murieron, pero el cuerpo de uno fue encontrado dos días después.

En 2015 los cuerpos fueron encontrados por dos alpinistas que iban subiendo a la cima, pero las condiciones climatológicas no permitieron el rescate hasta ahora. Peor tantito, los cuerpos estaban unidos y bajo el hielo, pero debido al deshielo, fue posible que los cuerpos llegaran a la superficie y se separaran.