Esto es como una manualidad de Cositas, sólo que mortal, así que no lo hagan a menos de que zombies de verdad aparezcan en sus puertas, en cuyo caso, ya están condenados de todas maneras.

En fin, conozcan a Ivan Owen. Un muchacho muy… digamos extraño que descubrió la manera de convertir a la rica maicena en un arma letal.

Así es, construyó un lanzallamas que funciona con maicena y un sopla hojas. La manera en que goza quemando cosas es un poco perturbadora y su maliciosa risa no ayuda en nada, pero así es el muchacho.

Con todo esto en mente, deben de saber que valoramos mucho su seguridad, es por eso que les pedimos que no construyan esto, ya que evidencia científica indica que los zombies no mueren con fuego, sólo los convertirán en bolas de fuego andantes. Ahora sí, vean el video: