Pues resulta que esa playerita gastada con la que agarraron a Joaquín Guzmán Loera no era parte de la nueva moda entre narcos, sino el reflejo de lo quebrado que anda financieramente el otrora líder del Cártel de Sinaloa.

De acuerdo con Proceso, una novedad que arrojó la primera audiencia de “El Chapo” en corte estadounidense fue el saber que, quien hace algunos años figuraba entre los hombres más acaudalados del mundo, ahora está en la ruina. Al menos eso dijo el buen Guzmán Loera para justificar su solicitud de defensores de oficio, los cuales se encargarán de asesorarlo legalmente y de forma gratuita.

Y justo ahora que Trump le iba a pedir cooperar para el muro…

trump-gif

Como era de esperarse, los fiscales estadounidenses no se chupan el dedo y enviaron una carta al juez para solicitar investigar la situación financiera de Guzmán… Pues para ver si en serio ya quemó tanto dinero procedente del narco o si es que a él también le pegó el “gasolinazo”. “No creemos que el señor Guzmán califique para recibir este tipo de beneficio”, comentaron los fiscales respecto a los abogados de oficio solicitados por “El Chapo”.

Sin embargo Brian Cogan (nombre del juez en cuestión) desestimó la moción, señalando que a él le basta con que Guzmán Loera firme una declaración financiera en la que asiente que no cuenta con los recursos necesarios para pagarse una defensa privada. Ya si el gobierno de los Estados Unidos desconfía de la palabra del honorable criminal, pues entonces tendrá que investigarlo por su cuenta.

J

Según reporta Proceso, la bronca de aceptar que “El Chapo” no tiene  ni para enviarle un arreglito de rosas a Kate del Castillo, es que mucho menos tendrá para aflojar los 14 mil millones de dólares que el gobierno  gringo tenía pensado decomisarle, dado que es dinero que obtuvo de las prácticas criminales que realizó por más de tres décadas.

Pero bueno, en lo que las autoridades estadounidenses checan si las arcas del ex líder criminal están pelonas, ya se programó la segunda audiencia, la cual se celebrará el próximo 5 de mayo… día que los gringos creen que es nuestra mayor fiesta nacional.