Este miércoles la Auditoría Superior de la Federación (ASF) entregó el tercer paquete de informes individuales de fiscalización de la Cuenta Pública de 2017 ¿Qué se encontró? Nomás unas cuantas posibles irregularidades por 68 mil 136 millones de pesos que están pendientes por aclarar.

Recordemos que se trata del penúltimo año del sexenio de Enrique Peña Nieto.

De acuerdo a lo informado por el auditor Superior de la Federación (ASF), David Colmenares, de las mil 675 auditorías que se realizaron, mil 517 son revisiones de cumplimiento financiero, 150 a auditorías de desempeño y 8 evaluaciones públicas. Del total de revisiones, el 67.4% fueron a estados y municipios.


Y sí, hubo problema con estancias infantiles.

Se informó que en el servicio de guarderías y estancias infantiles del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y de la Sedesol se encontraron deficiencias ya que no se tiene certeza de que los servicios ofrecidos cumplieron con los requisitos de seguridad y calidad establecidos. 

Esto a pesar de que cumplieron con el objetivo de cuidar a 236 mil 236 niños y a 327 mil 854 menores de madres o tutores que no tienen acceso al seguro social.

Por si fuera poco, no es posible tampoco afirmar que todo el personal que estuvo encargado de la atención y cuidado de los niños haya estado capacitado. Por consiguiente, no se sabe si los niños se llevaron los conocimientos y habilidades necesarios para su desarrollo.