A sus 94 años, Joseph Ratzinger (más conocido como Benedicto XVI) cree que es momento de ofrecer disculpas por todos los abusos cometidos durante sus mandatos (en los distintos cargos que ostentó en la iglesia católica)… sin embargo, rechaza las acusaciones que hace días se hicieron en su contra.

“Una vez más sólo puedo expresar a todas las víctimas de abusos sexuales mi profunda vergüenza, mi gran dolor y mi sincera petición de perdón. He tenido una gran responsabilidad en la Iglesia Católica”, señala Benedicto XVI en carta referida por varios medios internacionales.

En dicha carta, Ratzinger acepta que fueron cometidos diversos abusos y errores mientras estuvo a cargo de diversos puestos en su larga carrera religiosa… y, al parecer, dada la evidencia que se tiene de ello, es “momento de la confesión” de parte del clero.

Roguemos públicamente al Dios vivo que perdone nuestras culpas, nuestras grandes y grandísimas culpas”.

Perdón… pero Benedicto no acepta culpas

Y bueno, mucho perdón y ustedes disculpen… pero Benedicto XVI rechaza haber tenido conocimiento de casos de pederastia al interior de la iglesia católica. Ahora ya sabe, pero eso es muy diferente.

Hace unos días, se dio a conocer un informe que señalaba que Benedicto XVI no sólo supo, sino encubrió cuatro casos de abuso sexual cometidos por miembros de la arquidiócesis de Múnich.

Arquidiócesis de Múnich: La acusación contra el papa Benedicto por casos de abuso

Según el polémico informe, los casos de abuso contra menores habrían sido cometidos entre 1977 y 1982, cuando Benedicto XVI, entonces sólo conocido como Joseph Ratzinger era arzobispo en la arquidiócesis de Múnich.

Incluso se indica que Ratzinger estuvo presente en una de las discusiones en la que miembros de la iglesia veían cómo salían del problema… al final decidieron transferir al sacerdote acusado a otra diócesis.

Sobre este asunto en especial, inicialmente Benedicto XVI rechazó haber participado en dicha reunión, para luego retractarse… “Este error, que desgraciadamente se ha producido, no ha sido intencionado y espero que sea disculpable“, señaló Ratzinger.

Según Benedicto XVI, lamenta que esos “pequeños” errores hayan servido para ser presentado como un mentiroso… lo cual no le importa mucho: “Pronto me enfrentaré al juez definitivo de mi vida”, agrega –al parecer– ya sintiendo el peso de sus 94 años.

Comentarios

Comenta con tu cuenta de Facebook