Foto ilustrativa: Reuters

Nomás no entienden: Boda deja un brote de 177 contagios y siete muertes por coronavirus en EE.UU.

El amor es una de las cosas más maravillosas de esta vida y a todos nos encanta contagiarnos de él, pero cuando es otra cosa la que se contagia, el asunto cambia bastante. Una boda se convirtió en la causa de un brote importante de coronavirus en el estado de Maine, Estados Unidos, tal como pasara en México a finales de junio.

Boda desata brote de 177 contagios y siete muertes por coronavirus en EE.UU.

Foto ilustrativa: Reuters

Y es que además del bonito recuerdo y la promesa de amor eterno que se dio una pareja en la localidad de Millinocket, los presentes se llevaron a casa el SARS-CoV-2 y comenzaron un contagio masivo en el pequeño pueblo estadounidense que había logrado mantener bajo control la transmisión del coronavirus.

La boda se realizó hace ya más de un mes, el pasado 7 de agosto, pero todavía hasta el día de hoy se siguen contando sus consecuencias. De acuerdo con información de Milenio, el director del Centro para el Control de las Enfermedades de Maine, Nirav Shah, actualizó las cifras del brote que se genero en aquella boda este fin de semana y  ya hablamos de 177 contagios y 7 muertes por coronavirus.

Asistieron sólo 65 personas a la boda donde se generó el brote de coronavirus

Una de las principales razones a las que se atribuye el brote de coronavirus a raíz de esta boda, es que a la misma se habrían presentado 65 personas a pesar de que el lugar sólo tenía autorizado un máximo de 50. El problema fue que 24 de los asistentes dieron positivo a coronavirus y lo esparcieron en los siguientes días.

De acuerdo con CBS Boston, el seguimiento que hizo el Centro de Control de Enfermedades de Maine arrojó que de los 177 contagios, 39 se presentaron en una casa de retiro para ancianos y allí también se dieron seis de las siete muertes registradas hasta ahora. Un empleado del lugar vive en la misma casa junto a una de las persona que asistieron a la boda.

Boda desata brote de 177 contagios y siete muertes por coronavirus en EE.UU.

Foto ilustrativa: Getty

También señalan que se detectaron al menos 80 casos en una prisión porque uno de los guardias estuvo presente en la celebración. Se sabe, además, que ninguno de los siete fallecidos fue ni a la ceremonia celebrada en la iglesia, ni a la recepción posterior llevada a cabo en el albergue Big Moose Inn. Es decir, todos los muertos a causa de esta boda fueron contagiados por alguien que sí asistió.

La gobernadora de Maine, Janet Mills, dirigió unas palabras de la población el pasado jueves para recordarles que esto es un ejemplo de que la batalla contra el coronavirus puede caer en un bache muy profundo ante el más mínimo descuido. “Esto puede arruinar todos los progresos realizados”, indicó.

OMS alerta de grave rebrote de COVID-19 en Europa