El pasado 3 de abril decenas de migrantes de origen africano, algunos haitianos y centroamericanos protestaron para pedir a la Estación Migratoria Siglo XXI, ubicada en Tapachula, que agilicen sus trámites para que puedan transitar libremente en México, algo que terminó en una confrontación verbalmente al equipo de seguridad y algunos cristales rotos de la caseta de vigilancia. 


Y es que mientras el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, continúa haciendo corajes y envía amenazas constantes sobre cerrar la frontera con nuestro país, el Instituto Nacional de Migración (INM) intenta resolver l0 más pronto posible las solicitudes para que los migrantes regularicen su situación en México, algo que ha dado pie a algunas tensiones.

 

Pero bueno, el caso es que este sábado un grupo de activistas y migrantes quemaron una piñata con forma de Donald Trump montado en un dinosaurio (?) con las caras de Andrés Manuel López Obrador y de Olga Sánchez Cordero, afuera de la estación migratoria que les mencionamos anteriormente, esto para manifestarse en contra de las deportaciones que el gobierno estadounidense ha hecho en los últimos meses.


Cabe mencionar que las oficinas de Siglo XXI están cerradas, y el grupo de migrantes mencionó que las autoridades migratorias mexicana sólo hicieron esto para frenar el paso de los migrantes y no fue una medida que se haya tomado por la pelea que ocurrió el 3 de abril pasado.

*Con información de: Excélsior 
*Foto destacada: Reuters