El sismo del 19 de septiembre de 2017 nos dejó muchas pérdidas humanas y materiales en la Ciudad de México y otros estados de la república como Veracruz, Puebla, el Estado de México, Guerrero, Hidalgo, Morelos y Tlaxcala.

A pesar de todo, este acontecimiento que marcó la vida de todos los mexicanos también nos dejó un pequeño rayo de esperanza cuando vimos cómo la gente, sin importar nada, se unió como pocas veces y le brindó una mano de apoyo a todo aquel que la necesitara. 

Si bien hubo muchos héroes sin capa que ayudaron en las labores de rescate, quienes se robaron los corazones de todos fueron los binomios caninos de la Secretaría de la Marina Armada de México, perritos que junto a su humano se dedicaron durante días a rescatar los cuerpos de las personas que se quedaron atrapadas bajo los escombros de los edificios y estructuras que colapsaron durante el terremoto.

La más famosa de ellos, sin duda, fue Frida, una labrador de 70 años de edad (en años perro, por supuesto) que también apoyó en la búsqueda de víctimas durante la explosión en la Torre de Pemex, en la colonia Anzures, ocurrida en el 2013; participó en otras 53 operaciones de rescate en México y otros países como Haití, Guatemala y Ecuador, y que este 2019 se ha jubilado de su chamba luego de 10 años de ardua y heróica labor.

Foto: Reuters

Durante las labores de rescate del 19S también participaron otros binomios como Hueso, Baco, Gala, Mina, Geri y Cairo, pertenecientes al Programa de Manejadores de Perros de Búsqueda y Rescate (PMPBR) de la UNAM.

Pero también, hubieron otros caninos que hicieron su chamba como rescatistas independientes y uno de ellos fue Chichí, un perrito proveniente de Chihuahua que logró rescatar a varias personas en el edificio derrumbado de las calles de Medellín y San Luis Potosí y que ahora necesita ayuda para poder pagar una cirugía para una lesión que lo tiene actualmente en un estado delicado de salud. Ay 😭

Foto: Especial

A través de redes sociales se dio a conocer que el pastor belga se encuentra inmovilizado gracias a una lesión cervical en un tendón, la cual le impide realizar sus movimientos con normalidad. Por ello su dueño y compañero de rescate, Luis Campos, ha pedido a la bella comunidad de internet que lo ayude a poder solventar los gastos médicos de Chichí, quien necesita estudios, una operación y quien además no cuenta con ningún tipo de apoyo económico debido a que no pertenece a la Marina de México. 

El post que les acabamos de presentar nos muestra una serie de imágenes que detallan el padecimiento de Chichí, así como una foto del can en el veterinario y la radiografía que muestra el daño que el perrito -cuyo nombre significa “perro fiel” en Náhuatl- presenta en la columna.

Si ustedes quieren ayudar a este hermoso lomito, también viene una foto con una cuenta bancaria para poder depositarle dinero a este bello y peludo rescatista de cuatro patas, quien mucho hizo por nosotros hace casi dos años y que ahora necesita que se lo retribuyamos. ❤️

Foto: Especial