‘Chingada’ no fue la palabra adecuada: Gobernador de Aguascalientes

¿Y pidió disculpas? Nahhh, según parece, para el gobernador de Aguascalientes lo que dijo estuvo bien dicho… nomás que escogió una palabra “no adecuada” para expresarse.

Quién sabe qué entienda el elocuente Martín Orozco con “chingada”… porque, según el video que difundió en sus redes sociales, el objetivo de su ñero mensaje en el que mandó allá, muy lejos, a los pacientes foráneos era algo así como garantizar a los aguascalentenses (tan fácil que es decir hidrocálido) un servicio de salud de calidad.

¿¿???

“Esta mañana pronuncié una palabra que sin duda no fue la más adecuada, pero el objetivo central era respaldar con todo, dar un servicio de calidad, prontitud y con una gratuidad progresiva a los aguascalentenses, comentó en su mensaje el gober de Aguascalientes.

Horas antes de poner su cara de güey ante las cámaras, el buen Martín Orozco literalmente dijo que “a la chingada” los pacientes que no sean de Aguascalientes… porque todos sabemos que Aguascalientes tiene unos servicios de salud muy rifados: todo mundo se quiere tratar allá (dijo nadie, nunca).Ya en serio, la lamentable razón por la que Orozco mostró un aire de xenofobia es porque, según dice, los recursos que tiene para el sector salud apenas si son suficientes para los habitantes de Aguascalientes… y como atender a foráneos representa 25% de los recursos del Sistema de Salud local, pues que mejor se vayan a la… a atender a otra parte.

 Pero bueno, alguien le habrá recordado al mandatario de Aguascalientes que negar servicios de salud a cualquier mexicano es inconstitucional, así que le bajó dos rayitas a su desprecio por los que no viven en su entidad.

“Como Gobernador, y con base a nuestras limitaciones de recursos, me apuesto a atender en primer lugar a cada uno de los aguascalentenses, sin olvidar la obligación constitucional de atender a cualquier mexicana y mexicano en caso de urgencias”.

FOTO: SAÚL LÓPEZ /CUARTOSCURO.COM

Y todo este relajo es porque hace unos días él y otros gobernadores panistas se reunieron con el presidente Andrés Manuel López Obrador para checar aquello del Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI). Evidentemente no hubo acuerdo y, tras negar la adhesión de su entidad al INSABI, señaló que esperará evaluar los recursos que se le ofrecen para tratar de llegar a un convenio.