Mark Wahlberg se encuentra en la Ciudad de México para filmar “Infinite“, una película dirigida por Antoine Fuqua que planea ser estrenada el próximo año. Y sí, era natural que se presentaran cierres viales para la filmación, por lo que aquí te traemos la información que las autoridades correspondientes han dado a conocer al respecto.

 

Los secretarios de Cultura, Turismo y Gobierno de la Ciudad de México, José Alfonso Suárez, Carlos Mackinlay y Rosa Icela Rodríguez, presentaron en conferencia de prensa el proyecto del rodaje de “Infinite” en la capital, y en ella informaron que el Centro Histórico, Paseo de la Reforma, Eje 6 Sur, la Colonia La Pastorera en Álvaro Obregón y el Puente Miguel Bernard, serán los sitios donde se filmarán escenas para la película. El rodaje en la CDMX comenzó ayer y durará una semana, pues las últimas escenas se filmarían el viernes 22.

 

Pero tranquilo, según la información proporcionada, las escenas serán rodadas de noche, por lo que los cierres viales comenzarán en la noche y terminarán en la mañana del día siguiente. Aquí está la tabla completa de los horarios para los cierres en cada uno de los puntos que tienen programados como locaciones:

 

Como puedes ver, el miércoles y jueves podrían ser las noches más complicadas puesto que los cierres empezarán a las 20:00 horas, momento en que gran parte de la banda chilanga está en plena salida del trabajo. Además, el jueves temprano el cierre vial terminará pasadas las siete de la mañana, por lo que el congestionamiento vial quizá ya se vea afectado para esa hora, especialmente sobre Eje Central.

Pero ojo, también se tiene contemplado afectación en el servicio del Metrobús. Las estaciones República de Chile y República de Argentina estarán cerradas el próximo miércoles 20 de noviembre todo el día, en el circuito que va de norte a sur únicamente.

Tal como sucedió cuando el mismísimo James Bond vino para el rodaje de Spectre, se estima que la filmación dejará una importarte derrama económica para la ciudad. Hablamos de entre 200 y 250 millones de pesos, así como la contratación de hasta 600 mexicanos como parte del staff de la película.