Si alguna vez te han retrasado el pago en alguna chamba, entonces sabes lo molesto que esto resulta. Cuando esto pasa pocas veces protestamos o decimos algo, en parte por el miedo a que nos despidan o para evitar broncas con el jefe.

Sin embargo, un trabajador sudanés no se anduvo por las ramas, y decidió mostrar su descontento por el retraso del pago de su sueldo destruyendo el auto de su jefe con una retroexcavadora.

Este hombre laboraba (seguramente después de su venganza fue despedido) como operador de maquinaria pesada en Sudán. Al ver que pasaban los días y su pago nomás no llegaba, consideró la situación como injusta y mostró su disgusto usando la garra de una retroexcavadora para aplastar varias veces el vehículo del patrón, hasta dejarlo inservible.

Aquí el video, que en sólo unos días ya tiene más de 100 mil visitas:

Si eres jefe, ponte abusado, no vayan a terminar atentando en contra de tu Tsuru modelo 1995.

*** Vía ChileVision