Este sábado finalizó la 44ª Cumbre del G7, celebrada en Quebec, Canadá, y que reunió a líderes de los 7 países con más relevancia económica, política y militar a nivel mundial: Donald Trump (Estados Unidos), Justin Trudeau (Canadá), Emmanuel Macron (Francia), Angela Merkel (Alemania), Giuseppe Conte (Italia), Theresa May (Reino Unido), Shinzo Abe (Japón), así como Jean-Claude Juncker y Donald Tusk, representantes de la Unión Europea.

La cumbre se desarrollo en medio de las tensiones por los aranceles impuestos a Canadá, la Unión Europea y México por Donald Trump a las importaciones de acero y aluminio. Para no desentonar con su actitud, Trump continuó con las amenazas comerciales:

“Somos como la alcancía de la que todos roban. Eso se va a terminar o dejaremos de comerciar con ellos“, dijo Trump, de acuerdo con el New York Times.

Otro factor que resultó polémico fueron las declaraciones de Trump a favor de Rusia, argumentando que Vladimir Putin debería estar en esa reunión. Cabe recordar que Rusia fue expulsada del entonces G8 por la incursión rusa en la peninsula de Crimea, Ucrania en 2014. “Te guste o no, y puede que no sea políticamente correcto, tenemos que gestionar los asuntos globales. El G7 solía ser el G8, expulsaron a Rusia. Deberían permitir que Rusia regrese“, dijo el mandatario.

Foto: Justin Tang/Canadian Press

Sin embargo la propuesta del Presidente Estadounidense fue rápidamente desechada por los demás miembros, excepto Giuseppe Conte, quien la apoyó. “Dejemos el G7 como está ahora. El siete es el número de la suerte”, dijo Donald Tusk, presidente del Consejo Europeo.

Donald Trump justificó los aranceles que impone a otros países diciendo que son medidas para “proteger a las industrias y trabajadores de Estados Unidos“, dijo a los reporteros, según Reuters. Sin embargo, también expresó su deseo de que estas barreras comerciales se eliminen.

En un comunicado conjunto, los líderes del G7 afirmaron su compromiso de superar los aranceles y las barreras hacia un sistema que combata el proteccionismo, modernizando la Organización Mundial de Comercio.

Foto: DPA

“Nos comprometemos a modernizar la Organización Mundial del Comercio (OMC) con el propósito de tener un comercio más justo lo antes posible. Haremos todo lo que esté a nuestro alcance para reducir las barreras arancelarias, no arancelarias y las subvenciones“, señala el comunicado.

De igual forma condenaron la fabricación de armas nucleares de Irán y su apoyo al terrorismo, así como las políticas de Rusia de “desestabilización” de democracias ajenas y su apoyo al régimen sirio.