Siguiendo la mecánica que ya nos sabemos casi de memoria, gracias a Emilio Lozoya y Alonso Ancira, ahora que Rosario Robles está en la mira de las autoridades, éstas consiguieron congelarle sus cuentas. ¿Qué sigue? Pues quizás un recurso de la ex de SEDESOL para suspender la orden… y así nos vamos.

Ayer por la noche, Aristegui Noticias dio a conocer que, según sus fuentes, fueron congeladas las cuentas de Rosario Robles Berlanga, extitular de SEDESOL y SEDATU. La orden habría alcanzado a Emilio Zebadúa, quien fuera oficial mayor de Chayito en las dos dependencias, además de su principal operador en los supuestos desvíos realizados como parte de “La Estafa Maestra”.

Rosario Robles Sedesol

Foto: Reforma

La información del sitio de la periodista fue confirmada por autoridades federales a Reforma, diario que señala que el congelamiento de las cuentas a Robles y Zebadúa forma parte de la investigación que hay en su contra.

De Rosario Robles ya sabemos que hasta tiene citatorio para ir el próximo 8 de agosto al Reclusorio Sur a que la imputen por el delito de ejercicio indebido del servicio público… pero ¿Zebadúa? Ahhh, pues el operador de Chayito es investigado por enriquecimiento ilícito, al no haber comprobado el origen de 13.2 millones de pesos.

Además, según Aristegui Noticias, Emilio Zebadúa tiene arrastrando una denuncia penal desde 2018, la cual se le fue interpuesta por su presunta participación en el desvío de 185 millones de pesos de las arcas de la SEDATU. Este desvío habría sido ejecutado en 2016, en épocas de Rosario Robles al frente de la dependencia.

Rosario Robles Berlanga, titular de la Sedatu, es vinculada en actos de corrupción

Foto: Twitter

Como sea, tanto Robles como Zebadúa están señalados de tener que ver con “La Estafa Maestra”, gandalla esquema con el que se desviaron 5 mil 875 millones de pesos de dependencias federales, esto por medio de la “vieja confiable”: simular contratos por servicios y bienes que nunca se realizaron ni entregaron… ¿cuántas veces no hemos escuchado eso en los últimos años?

A la espera de que solicite una orden para dejar sin efecto este congelamiento de cuentas (no duden que así será), la semana pasada Rosario Robles presentó una demanda de amparo contra cualquier posible orden de aprehensión en su contra. De igual forma pidió revocar el citatorio para la audiencia de imputación y vinculación a proceso. Esto último, nomás para tener chance de ver el expediente del caso y saber cuánto varo llevar pa’ maicear… digo, para saber cómo defenderse. En todo caso, si se concede el recurso, la audiencia nomás sería aplazada.