Uno ya no puede confiar en absolutamente nada porque al final, sin duda, resultará ser falso. Resulta que Calamardo no es un calamar a pesar de que está justo ahí, en su nombre.

El creador de la serie asegura que el gruñón vecino de Bob Esponja no es un calamar, en realidad se trata de un… ¿pulpo? Sí, un maldito pulpo y ya nada tiene sentido.

¿Por qué no llamarlo Pulponcio

o algo así para evitar la confusión? Sí, tiene menos punch que Calamardo, pero no nos hizo vivir engañados.

La revelación se dio en un documental donde el creador de la serie habla de la vida marina en relación con sus personajes y usa un pulpo para Calamardo.

Es un mundo horrible, lo sabemos.

Vía BuzzFeed